El costo oculto del aborto clandestino

Miércoles 9 de diciembre de 2020

Publicado  originalmente el 8 de diciembre de 2020 por CEPA

A continuación, reproducimos pasajes del informe del Observatorio de Géneros del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), en el marco del debate legislativo en el Congreso Nacional del proyecto de ley para la aprobación del Aborto Legal, Seguro y Gratuito en diciembre 2020.

Desde el sistema público de salud se atienden miles de casos de personas gestantes al año cuyos abortos clandestinos fueron incompletos y sufrieron complicaciones. Este dato suele ser omitido desde las usinas conservadoras que se oponen a su legalización. Incluso, ha habido argumentos que sostienen que el aborto legal, seguro y gratuito podría significar un elevado costo a asumir por la salud pública. [1] Entendemos que, desde la perspectiva económica del análisis, cabe realizar una estimación clara respecto de lo que hoy afronta el sector público en materia de costo fiscal y lo que dejaría de afrontar en caso de legalizarse esta práctica -o de terminarse con su clandestinidad.

El informe se divide en cuatro apartados. En el primero se retoman los datos del Ministerio de Salud relativos a las estimaciones de cantidad de abortos practicados al año en Argentina. En el segundo apartado el informe analiza el costo de la clandestinidad del aborto para la salud pública, explicitando una metodología clara para su construcción. En el tercer apartado se evalúa cuál sería el costo de atender gratuitamente a personas gestantes con métodos de aborto seguro desde el sistema de salud. En el último apartado se detallan las conclusiones.

Este trabajo fue producto del trabajo de las integrantes del Observatorio de Géneros del CEPA con la colaboración especial de Mg. María Agostina Beveraggi Vidal, Farm. Ginette Soulas, Dra. Florencia Copello, Lic. Obst. Yanina Miragaya y Lic. Paula Tierbach.

1. El aborto en números

Según un estudio realizado por Silvia Mario y Edith A. Pantelides en el año 2009, se estima que en Argentina se producen entre 372.000 y 522.000 abortos por año, lo cual en promedio arroja un estimado de 447.000. Dicho número es consistente con el último dato arrojado por la Red de Acceso al Aborto Seguro (REDAAS), el cual ronda los 450 mil abortos al año (consultar metodología y fuentes al final del informe).

Fuente: Observatorio de género de CEPA en base a datos de la Dirección de Estadísticas e Información de Salid (DEIS). Ministerio de Salud de la Nación.

Asimismo, los últimos datos disponibles de la Dirección de Estadística e Información de Salud (DEIS), dependiente del Ministerio de Salud de Nación, arrojan que, en promedio, entre 2010 y 2017 se produjeron en el sistema público 45.604 egresos hospitalarios por abortos incompletos por año en nuestro país.

El aborto es una de las prácticas obstétricas más seguras si se cumplen los requisitos de atención médica (Raymond & Grimes, 2012), pero cuando las condiciones no ocurren de esta manera, representa un procedimiento riesgoso que contribuye a la mortalidad materna. De acuerdo con el estudio de Pardo y Uriza (1991), se estima que aproximadamente menos del 0,5% de las personas que acceden al sistema de salud por abortos incompletos fallece a causa de las complicaciones de dicha práctica.

En Argentina, el aborto representa la tercera causa de muerte materna y, de acuerdo a los últimos datos disponibles, en 2018, el 13,6% de las muertes maternas fueron a causa de abortos incompletos. Sin embargo, es importante mencionar que el número de personas gestantes que mueren al año por abortos clandestinos se encuentra sub-registrado debido a la clandestinidad y criminalización de la práctica.

2. El costo de la clandestinidad

Cuando una persona gestante tiene que recurrir al sistema de salud por un aborto incompleto, el cuadro puede presentar diversos niveles de gravedad, de acuerdo con el tipo de complicación que derive de las prácticas de abortos provocados en situaciones de riesgo. En este apartado se procedió a cuantificar, considerando un cruce interdisciplinar con saberes médicos, el costo de los tratamientos hospitalarios asociados al nivel de gravedad del cuadro de salud del/la paciente que ingresa.

A los fines de simplificar el análisis y la exposición de la información, en primer lugar, se construyeron tres categorías para agrupar los niveles de gravedad de dichas complicaciones y, en consecuencia, el tipo de tratamiento e intervención que se requiera para salvaguardar la salud de la persona gestante. Estas categorías son: Abortos Incompletos LevesAbortos Incompletos de Gravedad Media y Abortos Incompletos de Gravedad Alta.

Construimos una metodología para estimar el costo de tratamiento médico asociado a cada nivel de gravedad. El trabajo se realizó en el marco de un cruce interdisciplinario entre economistas de nuestro centro y especialistas médicas.

De allí se extrae que, del total de los egresos hospitalarios por abortos incompletos que se producen en promedio en un año, el 67% requerirá una intervención leve, el 31% serán complicaciones de gravedad mediael 2%corresponderá abortos incompletos con cuadros de alta gravedad.

Seguidamente, desde CEPA Géneros se construyó una metodología para estimar el costo de cada tipo de tratamiento médico asociado a cada nivel de gravedad y se valorizó cada uno, considerando los costos del sistema de salud público a diciembre del año 2020. El trabajo se realizó en el marco de un cruce interdisciplinario entre médicas [4], farmacéuticas y economistas del Observatorio de Géneros de CEPA.

Considerando los egresos hospitalarios por abortos incompletos anuales y la probabilidad de complicación detallada anteriormente, el costo total ponderado de tratamientos por abortos incompletos alcanza los $2.586.000.000 al año ($56.700 promedio por aborto clandestino). Si comparamos el valor de una caja de misoprostol con los costos de atender las consecuencias más graves de un aborto incompleto realizado bajo condiciones de riesgo, concluimos que el aborto clandestino puede costar hasta 21 veces más que el aborto legal, seguro y gratuito.

A los efectos de este documento, se construyó una matriz de costos de acuerdo a los tratamientos indicados para la atención de cada complicación según la Guía para el mejoramiento de la atención post-aborto (Min. De Salud, 2015).

Del mismo modo, para calcular el costo de los métodos seguros para la interrupción del embarazo, se tomaron las indicaciones establecidas por el Ministerio de Salud y por los manuales de Socorristas en Red, con el asesoramiento de profesionales de salud expertxs en la materia.

Si comparamos el costo de los abortos incompletos vs. el costo de misoprostol, concluimos que con lo que al Estado le cuesta el aborto clandestino de 45.600 personas gestantes se cubre el aborto seguro y gratuito de 425.177 personas gestantes (95% de los abortos clandestinos)

Luego de la construcción de los cuadros precedentes, que permiten estimar el tipo de intervención médica y el costo asociado según el nivel de gravedad de cada complicación post-aborto incompleto, se valorizó cada escenario.

El costo unitario por el tratamiento a un aborto incompleto leve, asciende a la suma de $42.915. Un aborto incompleto de gravedad media, tiene un costo unitario para el sistema de salud de $81.788. Por último, los abortos incompletos con complicaciones de alta gravedad, implican un costo unitario por el tratamiento correspondiente de $132.425.

Considerando el total de egresos hospitalarios por abortos incompletos anuales y la probabilidad de ocurrencia detallada anteriormente del tipo de complicación, el costo total ponderado de tratamientos por abortos incompletos alcanza en total la suma de $2.586 millones al año. Esto arroja un costo promedio por aborto clandestino de $56,7 mil.

El cuadro detalla el costo total estimado de abortos incompletos en un año en base a los gastos que implican los mismos para el sistema de salud pública. Estos valores equivalen al producto ponderado del costo unitario de cada tipo de tratamiento por la probabilidad de ocurrencia del tipo de complicación detallada anteriormente y el promedio de egresos hospitalarios por abortos incompletos entre 2010 y 2017 (45.604).

De esta manera, el costo total anual estimado por tratamientos a complicaciones leves (67% de los casos) es de $1.315 millones, por tratamientos a complicaciones de gravedad media (31% de los casos) de $1.147 millones y, por último, el costo total por el tratamiento a abortos incompletos con complicaciones de alta gravedad (2% de los casos) se estima en $ 123,8 millones por año.

Del mismo modo, se calculó el costo unitario de una práctica segura de aborto, el cual puede ser realizado utilizando fármacos (aborto medicamentoso) con Misoprostol, o bien procedimientos ambulatorios simples como la Aspiración Manual Endouterina (AMEU). Dentro de las prácticas ambulatorias, se encuentra el Legrado Uterino Instrumental (LUI) o el Raspado Uterino Evacuador (RUE) las cuales no son las prácticas más recomendadas, pero que son las necesarias ante un embarazo superior a las 12 semanas. Cabe aclarar que los costos promedios de realizar un AMEU o un RUE/LIU son equivalentes (consultar anexo metodológico).

El costo unitario de una caja de Misoprostol de 12 comprimidos cuesta $6.082(Precio de venta al Público) según Kairos [5] y el costo unitario de un AMEU es de aproximadamente $15.620, según el relevamiento realizado por este Observatorio.

Si comparamos el valor de una caja de Misoprostol, el método más accesible y de los más seguros, con lo que le cuesta al sistema de salud atender las consecuencias más graves de un aborto incompleto realizado bajo condiciones de riesgo, llegamos a la conclusión de que el aborto clandestino puede costar hasta 21 veces más que el aborto legal, seguro y gratuito.

3. Hacia un aborto legal, seguro y gratuito

Estos datos también nos permiten analizar que, si relacionamos el costo en el que incurre el sistema de salud por los abortos incompletos, con lo que vale una caja de Misoprostol, podemos concluir que con lo que con lo que le cuesta al Estado el aborto clandestino por 45.600 mujeres, se cubre el aborto seguro y gratuito de 425.177 mujeres (lo que significa el 95% de los abortos clandestinos estimados en Argentina en un año).

4. Conclusiones

  • Según un estudio realizado por Silvia Mario y Edith A. Pantelides en el año 2009, se estima que en Argentina se producen entre 372.000 y 522.000 abortos por año, lo cual en promedio arroja un estimado de 447.000. Dicho número es consistente con el último dato arrojado por la Red de Acceso al Aborto Seguro (REDAAS), el cual ronda los 450.000 abortos al año.
  • Del total de los egresos hospitalarios por abortos incompletos que se producen en promedio en un año, el 67% requiere una intervención leve, el 31% presenta complicaciones de gravedad media y el 2% corresponde a abortos incompletos con cuadros de alta gravedad.
  • Desde el Observatorio de Géneros de CEPA se construyó una metodología para estimar el costo de cada tipo de tratamiento médico asociado a cada nivel de gravedad y se valorizó cada uno, considerando los costos del sistema de salud público a diciembre del año 2020. El trabajo se realizó en el marco de un cruce interdisciplinario entre economistas de nuestro centro y médicas.
  • Considerando el total de egresos hospitalarios por abortos incompletos anuales y la probabilidad de ocurrencia detallada anteriormente del tipo de complicación, el costo total ponderado de tratamientos por abortos incompletos alcanza en total la suma de $2.586.000.000 al año. Esto arroja un costo promedio por aborto clandestino de $56.700.
  • Si comparamos el valor de una caja de misoprostol (el método más accesible, y uno de los más seguros), con los costos que le implica al sistema de salud público atender las consecuencias más graves de un aborto incompleto realizado bajo condiciones de riesgo, llegamos a la conclusión de que el aborto clandestino puede costar hasta 21 veces más que el aborto legal, seguro y gratuito.
  • Para la estimación del acceso al aborto seguro, se supone un escenario donde el total los abortos clandestinos (447.000) se realizaran a través de un método medicamentoso, con la consideración de que el 10% de esos abortos no serán exitosos y requerirán una intervención de Aspiración Manual Endouterina (AMEU) para completar el aborto.
  • Si relacionamos el costo en el que incurre el sistema de salud por los abortos incompletos con los costos de una caja de misoprostol, podemos concluir que con lo que con lo que le cuesta al Estado el aborto clandestino por 45.600 personas gestantes, se cubre el aborto seguro y gratuito de 425.177 personas gestantes (lo que significa el 95% de los abortos clandestinos estimados en Argentina en un año).
  • Asimismo, si el Estado tuviera una política pública de Aborto Legal Seguro y Gratuito, se hubiera ahorrado el 88% del costo fiscal por atender complicaciones derivadas de abortos clandestinos. En efecto, por los 45.600 egresos hospitalarios, una atención a tiempo con misoprostol y AMEU, en caso de requerirse, el costo se hubiera ubicado en torno a los $314 millones.
  • En las estimaciones, se consideraron estrictamente los costos asociados a la atención en el sistema de salud, no se tuvieron en cuenta los costos de “bolsillo” (los costos de realizarse un aborto de manera privada), ni los costos asociados a las secuelas psicológicas, emocionales, económicas, laborales y de cuidado, que implican los daños asociados a los abortos inseguros. Si fuésemos a considerar todas estas dimensiones, el costo estimado sería considerablemente superior al que aquí se abordó.
  • Éste constituye un aporte desde el observatorio de géneros de CEPA al debate sobre la Legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, con el fin de realizar una estimación clara respecto de lo que hoy afronta el sector público en materia de costo fiscal y lo que dejaría de afrontar en caso de legalizarse esta práctica -o de terminarse con su clandestinidad. SERÁ LEY.