Historietas para la capitana

Domingo 31 de enero de 2021

Escribe: Bernardita Castearena

Elias Di Stefano vio el concurso y dudó: la historia nunca estuvo entre los principales tópicos de su interés a la hora de dibujar, y la cantidad de páginas permitidas era bastante acotada. Dudó pero igual se anotó, sin saber que iba a ser uno de los cuatro historietistas ganadores de todo el país. La decisión la tomó cuando le propuso a un guionista amigo que escribiera la historia para después ilustrarla: “pensé: si otro participa se me va a hacer más llevadero”, cuenta Elías. El objetivo de los dos era quedarse con la conciencia tranquila de que lo habían intentado: veían muy lejos la posibilidad de ganar entre los trabajos de personas de todo el país.

“Al final Martín (Olivares, el guionista) le dio una vuelta con algo más contemporáneo y actual, y ahí me enganché más: no solo contábamos las hazañas de Remedios del Valle, sino que nuestra historia transcurre en el presente”. La protagonista de Las semillas de Ayohuma es una chica afrodescendiente que pinta un cuadro y, en el camino a la exposición donde lo va a exhibir, se encuentra con situaciones cotidianas que están ligadas a la figura de Remedios, como si ella hubiese plantado las semillas para que esas cosas sean posibles. La historieta termina con la obra de la protagonista colgada entre las figuras de San Martín y Belgrano

Después de recibir el guión, Elías tuvo tres semanas de trabajo intenso: el tiempo límite que les daba el concurso para poder participar. En la primera semana se encargó de los dibujos a lápiz, en la segunda de la tinta y en la última del color: “lo que tiene de curioso es que no pusimos diálogos y, al ser muda, la historieta tiene que ser muy clara”, explica. Si bien el género le resulta nuevo, la conexión del ilustrador nuevejuliense de 28 años con las historietas es algo que data desde que tiene uso de razón.

El concurso Nacional de historietas “María Remedios del Valle”, tuvo como objetivo recuperar la historia de la única mujer a la que el General Manuel Belgrano le dio el título de capitana. La invitación a participar explica que: “Su figura nos interpela como argentinos y argentinas acerca de la representación de las mujeres y los/as afrodescendientes y africanos/as en las distintas narrativas históricas; por tanto es inspiradora para que nuestras niñas y niños vivencien sus infancias sin prejuicios ni estereotipos, y para que nuestros/as jóvenes y adultos/as puedan debatir e imaginar en qué sociedad quieren proyectarse”.

Este tipo de propuestas buscan usar la cultura como punto de partida para recuperar y reconstruir la historia, en este caso de las mujeres afrodescendientes en Argentina. Los concursos funcionan como incentivo para que los participantes investiguen y generen contenido para tejer narrativas sobre hechos y personajes que fueron invisibilizados a lo largo de la historia.  

Podés ver la historieta en alta calidad ingresando en Cultura.gob.ar