Los precios en la economía social, solidaria y popular

Jueves 4 de febrero del 2021

Publicado originalmente el lunes 1 de febrero del 2021

Fuente: Ceso

El Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (Ceso), realizó un informe en el que sostiene que continua existiendo una mínima diferencia de precios a favor de los supermercados en cuanto a su canasta básica alimentaria (CBA), en comparación con la que podría adquirirse en las comercializadoras de la Economía Social, Solidaria y Popular (ESSyP). El informe se corresponde con el reciente mes de enero del corriente año. De todas maneras, propone observar la pequeña diferencia y analizar cuál es el motivo y las recomendaciones para acceder a una canasta básica accesible.

En cuanto a las tendencias de comportamiento en la formación de precios de la ESSyP, continúa existiendo una ligera diferencia de precios comparativa a favor de los supermercados si se comprara la canasta alimentaria en ellos (1,8% para el mes de noviembre) comparada con la adquirida en las comercializadoras de la Economía Social, Solidaria y Popular. Así mismo, la baja diferencia observada aun evidencia que no se cumple la idea de que las grandes cadenas de supermercados constituyen centro de compras mucho más económicos que los propiciados por la Economía Social.

Si se compara ahora, no la canasta alimentaria completa, sino solamente aquellos productos provistos por las comercializadoras, las grandes cadenas de supermercados ofrecen productos más costosos (5% de aumento para el mes de noviembre), lo que propició para quienes consumen en estas experiencias un ahorro de unos $1900 a lo largo de los meses analizados.

El presente informe no se cuenta con el análisis del mes de diciembre. Desde que se inició el relevamiento en el mes de julio, el grupo de productos de la CBA que son ofrecidos por las comercializadoras estuvieron siempre por debajo de los ofrecidos por los supermercados. De esta forma quien accedió a dichos productos en la ESSyP comparativamente con los supermercados ahorro un total de $ 1.901.

La Canasta Básica construida con los precios de comercios de cercanía y comercializadoras fue ligeramente más cara que la de supermercados, $ 8.708,28 contra $8.551,82 según supermercados CESO: una diferencia de $ 157.

Las grandes cadenas de supermercados no constituyen centro de compras mucho más económicos que los propiciados por la Economía Social

El encarecimiento de la Canasta Básica adquirida en las comercializadoras de la ESSyP es producto de no contar con la infraestructura y medios adecuados para brindar un grupo de productos incluidos en la canasta (carnes principalmente) lo que implica tener que hacerlo en otros comercios.

Canasta Básica Alimentaria en la Economía Social, Solidaria y Popular (CBA-ESSyP)

Construiremos la Canasta Básica Alimentaria (CBA) de la Economía Social Solidaria y Popular (ESSyP) con la información de precios y productos proporcionados por las comercializadoras de la región AMBA y comercios de cercanía de la Ciudad de Buenos Aires.
Es importante destacar que no todos los productos que conforman esa canasta son ofrecidos por las comercializadoras de la ESSyP, por ello, para esos productos, utilizaremos los precios promedios relevados en comercios de cercanía para la Ciudad de Buenos Aires.

De esta manera se completa la canasta entre los productos ofrecidos por las comercializadoras de la ESSyP y comercios de cercanía de la ciudad, y nos permite comparar su nivel y evolución con la canasta elaborada por la Ciudad de Buenos Aires (CBA-CABA) y con la Canasta Básica Alimentaria de los supermercados CBA-Super.

Comparación de canastas:
Como se puede observar en el Cuadro 1, la CBA-ESSyP por adulto equivalente para
noviembre de 2020 fue de $ 8.708,28, la misma canasta en supermercados CESO fue de
$8.551,82 y la ciudad de Buenos Aires relevó una CBA de $9.153,73. Así podemos ver que
la canasta de la CBA-ESSyP fue ligeramente más costosa en 1,84% a la de supermercados
y más económica en un 4,86% respecto a la de CABA.

Los precios de las comercializadoras

En este apartado analizaremos solo los productos de la CBA que están disponibles en las comercializadoras de la economía social. Para el mes de noviembre 42 de los 62 productos que se toman para la construcción de la CBA están disponibles dentro del conjunto de las comercializadoras. Se compararán exclusivamente los productos que son ofrecidos por las comercializadoras respecto a los mismos productos, pero adquiridos en supermercados.

El Cuadro 2 nos muestra el costo total y por grupo de producto de aquellos productos de la
CBA que son ofrecidos por la comercializadoras. Nos muestra que comprar estos 42 productos en supermercados para el mes de noviembre del 2020 nos costaría $ 5.478 contra $ 5.217 que costaría comprarlos en las comercializadoras de la ESSyP.

También se observa que la evolución mensual de los precios de este grupo de productos fue mayor en las comercializadoras que en los ofrecidos por los supermercados, pero así mismo dicho incremento diferencial no fue suficiente para que los precios de las comercializadoras fueran más costosos.

Para el mes de noviembre el IPC-ESSyP arrojó una evolución general de +2,29%. Este resultado es debido principalmente a un incremento de los precios en: Perfumería (+11,91%), Alimentos Frescos (+5,42%), Limpieza (+4,63%), Textil (+4,3%) y Alimentos secos (+3,29%). Por el lado de las bajas se dieron reducciones significativas en, Otros (-25,71%) y en Hogar (-17,26%).

Si Analizamos la evolución del nivel general del índice de precios desde el inicio del relevamiento julio de 2020 hasta el nivel de noviembre, tal como se muestra en el gráfico 3, nos muestra que el IPESSyP se incrementó en un 10,18% y el IP de los supermercados se incrementó para el mismo periodo un 7,53%.

Conclusiones

Podemos observar que las diferencias entre comprar en un gran supermercado y comercios de cercanía y/o comercializadoras de la economía social, solidaria y popular no son relevantes monetariamente. Comprando nuestra canasta básica en comercios de cercanía gastamos $9.153,73; si parte de la compra la hacemos en comercializadoras de la ESSyP, es posible bajar el gasto a $8.708,75. Sin embargo la canasta de los grandes supermercados sigue siendo la más barata, $8.551,82: lo que plantea una diferencia de $ 156,93.

La diferencia es de un 2% en cuanto a lo monetario; sin embargo, los efectos de ambas formas son completamente diferenciales mientras las comercializadoras fortalecen a los productos a través de pagar un precio justo y la desconcentración económica, los hipermercados fortalecen lo contrario.

INFORME COMPLETO