Viernes 16 de abril del 2021

Punto: Hasta el 30 de abril empezaron a regir las restricciones, la mas importante y dura, la prohibición de circulación de 20hs. a 6am.

Coma: Hay algo que era mas que claro, las medidas impuestas la semana pasada no surtieron el efecto que se buscaba, los números de contagios subieron de manera exponencial.

Todos o casi todos, también analizábamos que se venían medidas muy duras, y llegaron.

Alberto Fernández anuncia nuevas medidas sanitarias para enfrentar la segunda ola de pandemia.

En esta misma columna venimos analizando una situación: el 2021 es un año electoral y el gobierno necesita ganar las elecciones. No hay forma de ganar las elecciones sin poner en funcionamiento, como ya está pasando y también lo dijimos, la economía de las mayorías. Y voy a decir algo que contradice lo que dijeron tanto oficialistas como opositores: todos hacen política, que se especule o no, es otro tema, pero todos piensan primordialmente en las elecciones de este 2021 y fundamentalmente del 2023, no nos comamos la curva. Podemos debatir si estás eran la medidas correctas. En líneas generales sí, hay que bajar la circulación para mitigar los contagios, pero hubo desconexiones evidentes en la forma de comunicarlas, una falencia que también venimos remarcando en esta columna. No es mala comunicación, me atrevería a decir que no hay comunicación.

Hay que repetir una y otra vez. Que el presidente salga en una radio a explicar las medidas, eso no es comunicación. Además, hay inexactitudes marcadas y vamos a analizarlas.

Si a un barco se le hace un agujero sobre la línea de flotación, no pasa nada. Si se le hace por abajo tiene un problema grave. Si son dos agujeros mucho peor.

El mismo día del anuncio de Alberto que suspendía la presencialidad en las escuelas, tanto el ministro de educación Trotta y al ministra de salud Vizzotti, dijeron que no estaba en discusión la presencialidad y la ministra expresó algo similar en el mismo sentido “El aula no es la principal fuente de infección”. Alberto esa misma noche suspende la presencialidad. Claramente no sabían lo que venía, no hubo comunicación, quizá para que no se filtrara la información. Si fuese por esto no deberían haber declarado. Trotta quedó herido y todavía no se confirma si sigue o no.

Se las dejamos todas picando en el área, a un metro del arco vacío y el gobierno tiene que estar por ahora tranquilo, porque la oposición esgrime a cada paso argumentos ramplones y sin sentido.

Larreta frente a medidas de cierre y frente al crecimiento de casos, no tenía una clara salida, era casi una encerrona, solo le quedaba el argumento de la presencialidad en las escuelas; un gobierno de la ciudad que denigró, bastardeó, atacó y le dio la espalda a la educación desde que son gobierno, ni hablar del ataque permanente a los docentes y a sus organizaciones sindicales.

Ahora de repente se transformaron en el paradigma de la defensa de la educación. Esta factura llega a Balcarce 50 con copia al Pizzurno, sin lugar a duda.

Las medidas mal comunicadas, la desconexión casi permanente que ya se cargó al mejor sanitarista que tiene este país, y la ambigüedad en el discurso oficial, con idas y venidas, dejan a dichas medidas que son aplicadas en todo el mundo, como incorrectas e inaplicables.