«Cuando la ilegalidad permea las instituciones aparece lo mafioso»

Martes 27 de abril del 2021

Rocco Carbone, filósofo, escritor e investigador del CONICET, autor de “Mafia capital. Cambiemos: las lógicas ocultas del poder” en diálogo con el equipo de #NoNosQuedaOtra por #la990. Datos recabados por la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia ratifican el espionaje ilegal de Cambiemos.

Escuchá la entrevista completa:

Rocco Carbone, filósofo, escritor e investigador del CONICET, autor de “Mafia capital. Cambiemos: las lógicas ocultas del poder”.

Investigación de la Comisión Bicameral

“Ahora lo puedo decir con un poco de tranquilidad. Cuando empezamos a desarrollar el tema del libro, creo que debíamos parecer unos desgreñados, unos loquitos bárbaros que hablábamos de mafia, cuando efectivamente la categoría “mafia” no existe en ninguna disciplina que tenga vigencia en Argentina. Hoy en día, con la investigación de la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia del Congreso de la Nación se verifican y respaldan esas tesis sobre las cuales hemos estado reflexionando y ampliando de manera militante. Ese dictamen que sacó la Comisión Bicameral es fundamental, y la propia investigación que ha sido plasmada en un Informe ratifican las tesis que se sintetizan en el título que tienen nuestros materiales que es el Estado mafioso, y se refiere efectivamente a la alianza del gobierno Cambiemos entre el 2015 y el 2019”.

Mafia Capital. Cambiemos: Las Lógicas Ocultas Del Poder. Autor: Rocco Carbone. Editorial: Luxemburg.

La Comisión Bicameral qué es lo que investiga los vínculos entre lo que ellos llaman servicios ilegales –no estoy tan de acuerdo con esa parte- los vínculos con una parte del Poder Judicial, lo que en Argentina se llama la mesa judicial macrista y el vínculo con los medios hegemónicos, y hablan del espionaje ilegal de Estado durante los años macristas para investigar a políticos opositores, propios, presos políticos, periodistas regimentados dentro de la alianza Cambiemos, y se ocupa de llevar a cabo una investigación muy exhaustiva sobre el espionaje ilegal de Estado: espías que usaron recursos del Estado e hicieron espionaje ilegal escuchando conversaciones de distintos personajes políticos públicos, como a la propia vicepresidenta de la República o a empresarios vinculados con el gobierno anterior kirchnerista».

«Cuando la ilegalidad se inserta en las instituciones aparece un principio mafioso, y detrás están organizaciones criminales organizadas»

«Cuando hablamos de mafia hablamos de organizaciones criminales que tienen territorialidades transnacionales, que funcionan en Argentina, Paraguay, en Brasil, en Italia, de manera coordinada y en otras latitudes del mundo, pero sobre todo hablamos de un principio lógico que es el elemento de la ilegalidad que se manifiesta en los tejidos de la legalidad. Cuando la ilegalidad se inserta dentro de las instituciones aparece un principio mafioso, cuando aparece ese principio mafioso detrás están organizaciones criminales organizadas. Ilegal quiere decir contrario a la ley, al propio Estado; ahora cuando lo ilegal copa al Estado, lo jurídico, la ley, se manifiesta un principio mafioso. La Comisión Bicameral investiga solo a los servicios de inteligencia en su vínculo con una parte del Poder Judicial y con los medios hegemónicos, pero cuando hablamos de mafia hablamos de un fenómeno mucho más complejo realmente».

«Hay tres dimensiones superpuestas que se interceptan: la primera es la organización de la estructura represiva, y ahí hay que incluir el accionar de la Jjusticia por medio del Lawfare, a través de la manipulación del Poder Judicial que tiene una máscara de legalidad. La segunda dimensión se intercepta con la primera: cuando hablamos de mafia hablamos de organización de la teoría de la información y de la teoría de la comunicación; o sea, de comunicaciones, medios y servicios de inteligencia. Un ejemplo: ¿Cómo se llevó a cabo el espionaje que investiga la Comisión Bicameral? A través de la infiltración de teléfonos de distintos personajes políticos. La tercera dimensión que se intercepta con las otras dos es la instauración de una economía criminal que es legal e ilegal al mismo tiempo”.