Cosecha récord, ¿pero a dónde van los dólares?

Martes 27 de abril del 2021

Columna de economía política de Martín Burgos, economista, investigador y coordinador del Departamento de Economía Política del Centro Cultural de la Cooperación, para #NoNosQuedaOtra por #la990. Récord de cosecha, precios internacionales, y la lógica perversa de la economía argentina.

Escuchá la columna completa: 

Tiempos de cosecha y comodities.

Tiempo de cosecha

“Empieza la cosecha, hay buenos datos del lado de las importaciones. Tenemos más del 15% de incremento respecto al primer trimestre del año pasado, lo cual es importante, todos sabemos que los dólares son clave en este tramo del año para llegar bien hacia el fin de año. Los precios internacionales son algo muy importante, estamos a más de 530 dólares la tonelada. A todo eso hay que recordar siempre que 600 dólares de hoy no son los de hace 10 años, siempre hay que descontar algún tipo de inflación que hay en Estados Unidos, que es muy baja, pero existe y estaríamos hablando de un 10 o 20% menos que en ese entonces. No nos podemos quejar de los precios internacionales, pero sabemos que trae mucha cola a nivel de precios internos, por eso el gobierno está volviendo a hablar de un incremento de las retenciones a las exportaciones o incluso algunas otras medidas”.

¿Dónde van los dólares?

“La inflación es uno de los grandes problemas y sobre todo la de alimentos que es la que tracciona a todo el resto. El gobierno tiene enorme cuidado en todo lo que es el precio de los alimentos. Hay cosas que no puede frenar porque al precio lo ponen a nivel internacional las finanzas, las grandes empresas y el comercio internacional, y esos precios en momento de pandemia, que seguramente va a rebotar el crecimiento chino de dos dígitos, tracciona todos los precios internacionales sobre todo lo de los alimentos. Es perverso, porque cuando los precios no son buenos es un problema porque los dólares que ingresan no son suficientes, pero cuando los precios internacionales son buenos, ingresan mucho más dólares pero impacta en la inflación local. Siempre es un drama el tema de la exportación de alimentos en ese sentido y más si miramos el número de las importaciones porque podríamos preguntarnos ¿si ingresan dólares pueden compensar la problemática de los precios? Pero la pregunta que hay que hacerse es qué se hace con esos dólares. Dijimos que las exportaciones están creciendo un 15% anual, pero las importaciones están creciendo un 30% anual en este trimestre, lo cual es terrible. Sigue habiendo superávit comercial pero obviamente si las importaciones crecen más rápido que las exportaciones, llegan un momento en que vamos a tener la famosa restricción externa simplemente de la industria. Por un lado, es bueno porque hay crecimiento de inversiones e insumo de la industria, se importa para producir, pero la recomposición industrial que es una de las buenas noticias que tuvimos en los últimos meses viene traccionando muchísimo el incremento de las exportaciones y es otro de los efectos perversos de la economía argentina que cuando crece, crecen las importaciones, y ahí aparece el cuello de botella en el sector externo. Dentro de todos los buenos números que hay de las exportaciones y los precios, estamos viendo que sobran muchas tensiones, tanto a nivel inflación como a nivel de las importaciones de la industria.