“Macri llegó a la Casa Rosada procesado por espionaje y eso define una estrategia de poder anticonstitucional»

Miércoles 28 de abril del 2021

Blanca Osuna, diputada nacional del Frente de Todos por Entre Ríos en comunicación con #NoNosQuedaOtra por #la990. Informe de la Comisión Bicameral de Inteligencia tras un estudio sobre el uso del espionaje estatal para condicionar a opositores durante la gestión de Cambiemos y sus objetivos económicos.

Escuchá la entrevista completa:

Blanca Osuna, diputada nacional del Frente de Todos por Entre Ríos.

Dictamen sobre el espionaje ilegal de Cambiemos

“La definición de Estado mafioso que es el título que lleva nuestro dictamen de comisión de mayoría, no fue ocurrente, fue un producto de un estudio intenso y muy comprometido que, en muchos momentos, nos abrumó por la dimensión que tenía el vínculo entre el uso del Estado, sus herramientas, sus resortes, en este caso el espionaje como herramienta que se adicionaba a múltiples objetivos, y al mismo tiempo que esos objetivos eran amedrentar, coaccionar, y de algún modo condicionar opositores. Por otro, también objetivos vinculados al inicio de causas o precausas, muchas de las cuales llegaron a la justicia con pruebas formateadas en ese marco; y el otro objetivo que encontramos eran negocios que tenían que ver con intereses particulares que hacían que se vincularan recursos o fondos bajo el interés de quien lo promovía a ese accionar. Ese objetivo estuvo en cabeza de quien conducía el Estado, Mauricio Macri, de quienes estaban al frente de la Agencia Federal de Inteligencia, de alguno de ellos, y además del Ministerio del Interior y Vivienda que tenía al frente a Rogelio Frigerio”.

«Macri naturaliza un formato que es anticonstitucional e ilegal, y está vinculado a la comisión de delito grave del Estado contra personas»

“La primera prueba que en realidad es una pista, es que Macri llegó a la Casa Rosada procesado por espionaje, eso define posteriormente toda una estrategia o un modo operandi de accionar ya sentado en la cúspide del poder del Estado. El entiende y naturaliza un formato que a todas luces es anticonstitucional, ilegal y está vinculado a la comisión de delito grave del Estado contra personas, porque también se transgreden normas vinculadas a los derechos humanos, a los derechos cívicos y ciudadanos y creo que de algún modo eso es lo que nosotros volcamos después de haber comprobado que, por lo menos, hubo más de 170 organizaciones sociales, gremiales, o sindicales y políticas espiadas ilegalmente y que hay más de 300 víctimas directas confirmadas; y la inserción de servicios de inteligencia en causas penales en el gobierno de Mauricio Macri con el objetivo de extorsionar política y económicamente. Hay situaciones realmente patéticas y tremendas como la de los familiares de las víctimas del ARA San Juan, que en general eran mujeres jóvenes o personas mayores; mujeres humildes con chicos, que inicialmente fueron en búsqueda del lugar donde estaban sus familiares y cuando se identificó la eclosión del submarino fueron en búsqueda de los culpables, una reacción lógica y legítima. Eso también les costó muy caro en términos de estar expuestos a esa presión del espionaje y a esa persecución, que fue vergonzoso”.

«Macri llegó a la Casa Rosada procesado por espionaje. Eso define posteriormente toda una estrategia de accionar ya sentado en la cúspide del poder del Estado», Blanca Osuna.

“Hay causas que están ya en la Justicia y que ponen el foco en esta intervención. En el caso, por ejemplo, del empresario Pedro Etchebest. Está claro que ahí había un vínculo entre quién oficiaba el falso abogado vinculado a un juez y a un medio de circulación masiva. También hubo espionaje sobre algunos periodistas, entonces confirmar eso y que todo este proceso que duró cuatro años no tuviera en la mayoría de los medios de comunicación la dimensión y promoción que contribuya a tomar consciencia del daño que se hace a la democracia con este accionar es grave. Sostenemos que es necesario dar a conocer este informe, que es el primero, porque hay otros pendientes, y solicitamos que se conforme una comisión de estudio sobre el vínculo del accionar de Inteligencia ilegal con la Justicia. Que ese ida y vuelta que hubo e identificamos, además, sea más precisamente investigado porque hay causas en curso y todavía montadas sobre ese proceso”.

“Nosotros apostamos a una Justicia que realmente desarme este lawfare. Desmontar todo eso no es solo una cuestión de adentro de la Justicia, también es de una conciencia social que reclame y apele a que esto se desarme, y también de una reforma judicial acorde a estas situaciones que son muchas para que pueda terminar. También requiere de una nueva ley de Inteligencia, de investigaciones por dentro de los organismos propios del Estado y por supuesto de la Justicia”.