“Está casi al tope la ocupación de camas en la Ciudad de Buenos Aires”

Martes 18 de mayo del 2021

Columna de Soberanía Sanitaria de Leonel Tesler para #NoNosQuedaOtra por #la990. Muertes y contagios sin descender, esfuerzos por reforzar el sistema de salud, y la necesidad de más control, de restringir la circulación y que Ciudad adhiera a las medidas del gobierno nacional.

Escuchá la columna completa:

Leonel Tesler, presidente de la fundación Soberanía Sanitaria y asesor de gobierno.

La curva de contagios no desciende y Ciudad no ayuda

“Nos parece que se están dando cuenta un poco tarde de la gravedad de la situación y, aun cuando lo reconocen, siguen en una postura de inacción que nos preocupa muchísimo, porque aun cuando en este momento pareciera ser que el epicentro de la ola está pasando al interior del país estamos complicadísimos, y lo que está pasando en este momento es que está casi al tope la ocupación de camas en la ciudad de Buenos Aires, casi al tope la ocupación de camas en la provincia de Buenos Aires, y además, estamos aproximándonos cada vez más a los límites de ocupación en el interior de la provincia, donde se había empezado a derivar gente que no encontraba cama ni en la Ciudad ni en los partidos del Gran Buenos Aires».

«Ayudaría muchísimo que la circulación esté mucho más restringida de lo que está ahora»

«La cantidad de muertos no se notó que baje ni aun con esta pequeña disminución de casos que tuvimos hace un par de semanas. Siempre que tomamos alguna medida va a tener un impacto y sirve. Ahora se están haciendo unos esfuerzos gigantes para que no se sature el sistema de salud. Pero ayudaría muchísimo que la circulación esté mucho más restringida de lo que está ahora, que el gobierno de la ciudad, primero, adhiera a las medidas que está tomando el gobierno nacional y a las que está tomando el gobierno de la provincia, pero además que las haga cumplir. Uno anda por la ciudad de Buenos Aires y ve que no hay nadie que se fije que los bares cumplan con no tener mesas adentro; nadie se fija si la gente usa o no usa barbijo, si mantiene o no la distancia: las medidas están para que alguien las controle. Si no apelamos a la responsabilidad de cada una de las personas, y si bien la enorme mayoría de la gente es responsable y tiene actitud de cuidado desde marzo del año pasado, esas pocas personas que andan sin barbijo o no mantienen la distancia, que se siguen encontrando en lugares cerrados, o abren un bar todo el salón interior, hacen que no puedan aflojar los números de la pandemia”.

«las familias que viven en la ciudad de Buenos Aires dejaron de mandar los chicos a las escuelas, aunque la Ciudad insistiese en dejar las clases presenciales»

“Si nosotros pudiésemos cerrar fuertemente con una máxima restricción, parecido a fase 1, durante quince días, obviamente complementado con una ayuda económica importante para aquellas personas que dependen de salir a la calle para poder sobrevivir y comer, podríamos tener un impacto más rápido y mucho más notorio sobre la curva. Si nosotros tuvimos hasta hace una semana una baja de la cantidad de casos diarios en promedio semanal fue porque, por un lado, se cumplieron con las medidas establecidas y porque las familias que viven en la Ciudad de Buenos Aires dejaron de mandar a los chicos a las escuela aunque el gobierno de la ciudad insistiese en dejar las escuelas presenciales. Se notó muchísimo eso. Tal vez en estos últimos días lo que se vio es que hubo temperaturas más bajas y se complicó más el evitar el encuentro en lugares cerrados y habría que ver muchas variables para interpretar qué fue lo que pasó para que haya una subida. Cuanto más bajemos la curva por debajo de los 20 y pico mil de casos más changüí nos va a quedar cuando vuelva a subir en junio, pero la subida se empezó a dar antes. Si hubiésemos logrado con medidas más enérgicas bajar más lo casos todavía, esta nueva subida en vez de tener un piso de 25 mil casos diarios quizás tendría un piso de 15 mil y tendríamos mucho más puestos en el sistema de salud”.