Jueves 3 de junio del 2021

Escribe: Martina Larumbe

Millones de fans a lo largo del mundo nos intrigamos este año al saber que finalmente se concretaría un rumor que circula desde hace años: el reencuentro del mejor y más gracioso elenco de todas las series de la historia. Al fin salió el capítulo, el miércoles 26 en Estados Unidos, aunque disponible únicamente por una plataforma yankee que ni siquiera permitía suscribirse desde América Latina hasta el 29 de junio.

Claramente, ningunx de nosotrxs va a esperar ese tiempo… Ya somos muchxs los que nos fuimos adelantando. –Che, ¿ya lo viste? –No, no lo encuentro!! –Acá está en alta definición, te lo paso!! –Es súper emocionante, no tiene desperdicio. – Bueno bueno, el finde lo veo y después te cuento.

Viejos jóvenes tiempos

Desde chiquita se vio Friends en mi casa y bueno, al principio no me gustaba porque me cansaba de ver esa serie en inglés de la que no entendía nada. Por supuesto, con el tiempo empecé a entender y desde ahí no pude dejarla nunca más. A las 14 la pasaban por Warner en su momento y no había nada más entretenido que sentarte a verla una y otra vez. Soñaba con comprar los DVD’s completos y tener la serie completa. Hasta armé una página en Facebook de fans en su momento… con la ilusión de que la gente pensara que era la página oficial y me siguiera. En fin, soy una gran fanática, como todxs lxs que conozco que tuvieron el placer de engancharse con esta serie.

Cuando aparecieron las plataformas ondemand, la serie comenzó a estar disponible a toda hora y en todo momento, y más de unx la habremos vuelto a ver completa, disfrutando cada chiste como la primera vez, emocionándonos con cada acontecimiento nuevamente, y, a veces, descubriendo nuevos detalles.

En todo tipo de pantallas.

Ayer finalmente, mates y galletitas de por medio, me senté a ver “la reunión”. Debo admitir que no quise leer muchos adelantos ni ver nada por las redes, así que lo veía casi sin información de lo que iba a ver. Por lo que me sorprendió saber que los actores no iban a actuar sino que era una entrevista, más bien un reencuentro, entre ellos y con los sets de filmación.

Entre abrazos, sorpresas, chistes y algunas lágrimas terminan arribando todos los protagonistas de la serie al set; donde se entretienen con la escenografía del departamento de Monica y Rachel y también del de Joey y Chandler. Para mí, es casi como estar viendo a los personajes. No puedo distinguir actor de personajes, creo que son lo mismo, o unos se tragaron a los otros. Digo casi porque bueno, diferencias hay: claramente pasó el tiempo.
Los actores están contentos, se nota que fue un reencuentro esperado para ellos también. Se intercalan momentos de la entrevista con momentos de ellos en el set: charlando, jugando o reinterpretando viejas escenas. La chispa y buena onda sigue siendo la misma, y se nota que no era algo ficticio, sino que realmente se quisieron y cuidaron mucho durante el rodaje de la serie.

Amigos.

Algo que nos deja boquiabiertos y que confirma mi “teoría” de que personajes y actores se han mezclado en esta serie es la respuesta de David Schwimmer (Ross) cuando el entrevistador James Corden pregunta si hubo romances detrás de escena. En ese momento David revela que durante la primera temporada él y Jennifer Aniston (Rachel) estuvieron “enamorados”. Más precisamente, David dice que Jennifer era su crush, y ella dice que eso era recíproco. El actor sigue y cuenta que nunca se pudo concretar porque siempre alguno de los dos estaba en pareja y nunca cruzaron ese límite… aunque Matt LeBlanc (Joey) dice, de refilón, bullshit, amagando a desmentirlo. Desde el momento en que David entró al set mencionó que la cafetería le recordaba a su primer beso con Jennifer, así que claramente fue algo que los marcó.

El beso.

Efectivamente, lo que pasó en escena tuvo repercusión en las vidas personales de quienes interpretaron la serie más chistosa de todos los tiempos. A Matthew Perry (Chandler) lo vemos arrinconado, reflexivo, más callado que sus compañeros. Es sabido que el actor ha pasado por problemas de adicciones desde la mitad del rodaje de la serie. Lo vemos más pasivo, menos emocionado que los demás. Sin embargo, Matthew se abrió en vivo y confesó cómo se sentía mientras filmaban frente al público: “Sentía que iba a morir si no se reían. Y no es saludable, seguro. Pero a veces soltaba una frase y no se reían y empezaba a sudar y a tener convulsiones”, cuenta. “No nos lo contaste nunca”, le dice Lisa Kudrow (Phoebe). “Así es como me sentía cada noche”, concluye él.

Otro exclusivo de “Friends: la reunión” gira en torno a la histórica polémica “we were on a break” (nos habíamos tomado un tiempo). Esta discusión se desarrolló a lo largo de varias temporadas de la serie entre Ross y Rachel, por una noche en que se tomaron un tiempo y Ross se encontró con otra mujer. Para mi sorpresa, cuando James Corden pregunta si efectivamente Ross y Rachel estaban en un tiempo en esa noche, el elenco coincidió unánimemente en que sí. Por esta vez, la actriz Jennifer se separó de lo que creía su personaje.

Los productores: Marta Kauffman, David Crane y Kevin Bright.

Algo nuevo y distinto de este episodio, es la presencia y participación de los productores Marta Kauffman, David Crane y Kevin Bright. Finalmente se le dio cara a esos tres apellidos que figuraban al final de cada capítulo. Estos tres, amigos también, cuentan cómo surgió la serie: de la simpleza de inspirarse en sus propias vidas y de familiares y amigos, todos jóvenes que vivían en Nueva York, al igual que los personajes.

Para los apasionados esos detalles son valiosísimos, hasta relatan el proceso de castings y las razones para elegir a cada actor para su papel. Sobre el personaje de Ross, por ejemplo, cuentan que fue directamente escrito para ser interpretado por David Schwimmer, a quien habían conocido en un anterior rodaje. El actor había fracasado en la televisión, por lo que había decidido dedicarse únicamente al teatro. Pero por suerte para todo el mundo… lograron convencerlo y traerlo de vuelta. Y fue un éxito.

Tanto entre los actores como con los productores también había un clima excelente. Se nota en las anécdotas que cuentan, y la alegría con la que rememoran cada grabación. También se ve en los bloopers: los actores se divertían muchísimo filmando cada escena. Ellos mismos dicen cómo se volvieron grandes amigos, y hasta familia. Tenían una relación tan especial que, según describen en el set, solo ellos y nadie más que ellos podían entenderla y saber lo que se sentía.

Cuando James Corden les pregunta si pensaron en volver a filmar, Lisa Kudrow (Phoebe) responde que eso depende de los productores, pero que coincide en lo que Martha dijo, que es que la serie terminó muy bien, con las vidas de todos más o menos resueltas, y volverlos a hacer filmar implicaría crear nuevos problemas para cada personaje, lo cual no querían.
Con algo de nostalgia, esto nos confirma que no volveremos a verlos actuar juntos, que efectivamente la serie terminó en 2004, pero nos demuestra también la genialidad de las mentes de los productores, quienes lograron, veinte años después, volver a juntar al elenco, hacer al público reír y emocionar tanto como antes, y dejar intacta la sensación de la serie finalizada y la imagen de sus tan queridos personajes.