Domingo 6 de junio del 2021

Escribe: Sabrina de Luca

Fotos: Guadalupe Gaona

“Algo salió bien en estos últimos días” expresa María Ezquiaga con un poco de humor y otro poco de alivio en el primer single de Interacción, su inminente primer disco solista.

Lanzado el sábado 8 de mayo con el apoyo de El Club del Lanzamiento, “Algo salió bien” es una canción que, jugando con dos guitarras eléctricas y valiéndose de una poesía rítmica escrita en colaboración con Guadalupe Gaona, evoca la nostalgia del fin de una etapa y la celebración del comienzo de algo nuevo a través de una sonoridad pop-rock envolvente y delicada.

Presentada junto a un videoclip realizado por Patricia Bova, “Algo salió bien” deja en el aire un clima de esperanza y de renovación.

Escucha “Algo salió bien” aquí:

Ficha técnica
Leo Fernández: guitarras
Ezequiel Kronenberg: bajo, mezcla y masterización
Manu Caizza: percusión
Pedro Giorlandini: teclados
Luciano Pedreiro: técnico en Spector Studios
Patricia Bova: videoclip
Victoria Dobaño: diseño de portada
Producción: Popart y María Ezquiaga

5 preguntas a María Ezquiaga

1.- ¿En qué momento decidís armar tu proyecto solista y por qué?
En 2019 editamos el último EP de Rosal e hicimos una especie de último concierto con la idea de tomarnos un descanso.
Todo ese año fue una especie de duelo para mi, después de tantos años tocando un mi banda tuve dudas sobre cómo seguir o si seguir, me sentía un poco perdida y emprendí este camino de preparar unas canciones que tenía dando vueltas, algunas nuevas, otras de algunos años, eran ideas sobre abrir la música hacia otro lugar. Llamé a Leo Fernández, un guitarrista que admiro y empezamos a ensayar, pero al poco tiempo empezó la pandemia y decidimos seguir trabajando por mail, armando demos. Se dio una fluidez muy rápidamente. El es un gran interlocutor, tiene unas ideas muy claras sobre la música y el arte en general, fue un buen encuentro.
Este camino de ser solista que me depara nuevos encuentros, nuevas posibilidades y nuevas decisiones funciona para mi, como una confirmación de que tengo ganas de seguir haciendo música. Este disco es mi forma de encontrarme con un deseo que estaba un poco apagado por el miedo .

2. ¿Qué buscás transmitir con tus canciones?
Desde que hago canciones mi idea es transmitir algo de esperanza, algo liberador. Eso no cambia, creo que hay algo de aprendizaje, algo de espejo en la música, algo de juego que me parece que hay que permitirse.

3. ¿Cómo hace una mujer para hacerse escuchar en el under de los años 2000, entre
tantos varones?
Creo que el hecho de haber estudiado música en la EMPA fue un gran impulso. Me dio una dimensión más grande de la música, me encontré con algunas otras (pocas en ese momento) músicas que estaban en la misma que yo. Aprendí también a dialogar con otrxs músicos.
Además vengo de una familia donde las mujeres son fuertes. Nunca sentí que estaba
haciendo algo imposible o especial.

4. ¿Una palabra que exprese el momento en el que te encontrás ahora como artista?
Me considero música antes que nada, me cuesta la palabra artista. Lxs músicos solemos estar en búsqueda de aprender constantemente. Mi forma de aprender es tomar lo nuevo que conozco y apropiarmelo, transformarlo en otra cosa. Puedo tomar una escala nueva y usarla para hacer una melodía o querer tomar una secuencia de acordes que me gusta y hacer algo nuevo o un ritmo que aprendí a tocar.
En el caso de las letras siento que al escribir con Guadalupe Gaona, que es con quien escribí la letra “Algo salió bien”; aprendo de ella que es poeta, muchas veces conozco poetas que no conocía por ella. Si bien las letras son algo muy distinto a un poema, algo de la palabra voy aprendiendo de ella.

5. ¿Qué esperás de la música?
Mi actitud hacia la música no es la de esperar algo. El lenguaje de la música está disponible para quien quiera explorarlo. Cuánto más abiertos estemos, más podemos conectar con ese lenguaje. Mi experiencia es que cuando logro superar algunas trabas, por ejemplo, en el momento de componer (lo cual requiere de tiempo) puedo ser parte de un cierto fluir que hace muy bien, en esos momentos pareciera que el tiempo no existe o que transcurre de otra manera.