Lunes 7 de junio del 2021

Isabel Reinoso, presidenta de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), en diálogo con el equipo de #NoNosQuedaOtra por #la990. Farmacity: por qué la provincia de Bs. As. le niega la entrada, salud como derecho o servicio comercial, y qué implicaría su entrada en el Conurbano.

Escuchá la entrevista completa:

Isabel Reinoso, presidenta de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA).

Por qué Farmacity no puede entrar a la Provincia

“Si la empresa hubiese querido instalarse cumpliendo con la ley vigente, que es una ley de corte sanitario, lo podría haber hecho. Acá el cuestionamiento es que se quiere instalar sin cumplir la legislación vigente, que implica que en Provincia la farmacia no es un comercio sino un servicio de utilidad pública, con la connotación social que tiene el medicamento y el servicio de farmacia. Tiene una distribución nacional para que haya una farmacia cerca de donde está la gente, en cada barrio, pueblo, en pueblos de 500, 600 habitantes, tenemos farmacias en las villas… En cambio, en la Ciudad de Buenos Aires donde se permite la instalación sin restricciones, se instala donde le es rentable. Acá en la provincia aquellos que hicimos la carrera universitaria y cursamos muchos años en la facultad para poder brindar un buen servicio de salud, nos instalamos donde hay una necesidad sanitaria y no donde es rentable, esa es la gran diferencia y es la gran disputa que está llevando cuando la provincia le iega instalarse sin ningún tipo de parámetros”.

“Farmacity si quisiera podría estar, pero cumpliendo con la legislación que cumplimos todos para poder ejercer”.

La ley que defiende un derecho

“La legislación dice que debe haber una farmacia cada 300 metros y cada 3 mil habitantes. Establece una distribución, y eso hace que las farmacias se instalen en las periferias y no solamente en donde es rentable, como en los centros comerciales. Por otra parte, permite, como es una ley de ejercicio profesional, que el que ejerce la profesión sea el farmacéutico; en cambio Farmacity es una Sociedad Anónima, ya está demostrado que tiene fondos de inversión en Delaware, es un paraíso fiscal, y nosotros tenemos todos nombre y apellido, porque si le pasa a algún paciente tenemos identificado quién es el responsable sanitario, civil y penal de ese establecimiento; en cambio en una Sociedad Anónima nunca encontrás responsables. Acá cuando se habla de medicamentos se habla de salud, de salvar vidas, de prevenir enfermedades, por eso la legislatura, acertadamente, en varios debates estableció que el servicio de farmacia no puede estar con los parámetros de un servicio común, sino que tiene que ver con un servicio de utilidad pública, de acceso y profesional. Que yo sepa Mario Quintana no ha estudiado en la universidad la carrera de farmacia, sino podría tenerla como cualquiera de nosotros”.

“Quien inicia la demanda en el año 2012 fue Mario Quintana, patrocinado por el estudio Rosenkrantz y asociados. Inicia la demanda a la provincia de Buenos Aires, defiende el fiscal de Estado y el Colegio de Farmacéuticos de la provincia fue convocado como tercero en la causa por el impacto del cambio de modelo que esto genera, y el impacto sobre la profesión farmacéutica. La empresa pierde en todas las instancias: en la primera instancia, en la Cámara de Apelaciones en La Plata; la Corte Suprema de la provincia de Buenos Aires por un fallo unánime le dice que la ley es constitucional y que si se quiere instalar lo puede hacer cumpliendo los parámetros de la ley, y después cuando cambia el escenario político en el 2017, presentan una queja, ya Mario Quintana era jefe de Gabinete, y Carlos Rosenkrantz,  juez de la Corte. La Corte Suprema nacional le hace lugar a esa queja, que también es raro, porque en definitiva es la única empresa que ha cuestionado la ley por el interés económico que debe perseguir Quintana, y por supuesto el Colegio recusa a Carlos Rosenkrantz, porque es el abogado patrocinante que inicia la demanda. Después el juez Rosatti se excusa por vínculos con la empresa, así que quedaron tres jueces de la Corte para poder definir. Se hizo una audiencia pública en 2018, donde se escucharon a las partes y también a los amigos del tribunal. A favor de la provincia de Buenos Aires y del modelo sanitario se manifestaron 43 amigos del tribunal; fue una audiencia muy larga, dos jornadas, donde los magistrados en ese caso Lorenzetti, Maqueda, y la doctora Argibay pudieron escuchar las diferentes posiciones y ahí se vió claro cómo por un lado se hablaba de salud en la posición de la provincia, del Colegio de Farmacéuticos, y de los amigos del tribunal, de estos 43 que se presentaron a favor de la provincia, y cómo del otro lado se hablaba de negocios y de mercado“.

“Quedaron muy claros los dos modelos en pugna. Estamos esperando que el fallo salga y siempre confiamos en la justicia y en que los magistrados van a tener en cuenta el acceso al medicamento y la salud de los bonaerenses. Por otra parte, también se está jugando algo muy fuerte que es la competencia de la provincia de Buenos Aires y de la legislatura, a poder legislar en materia de las profesiones, que es algo que no está delegado en materia de servicios públicos y salud. Porque para todas las provincias todo lo relacionado en salud es competencia de las provincias. La Constitución de la provincia es clara en términos de salud y medicamentos, confiamos en que se hará justicia y terminaremos con este derrotero que lleva prácticamente 11 años y tiene en vilo a 4500 familias de la provincia de Buenos Aires”.