Miércoles 16 de junio de 2021

Teresa García, ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, en diálogo con #No NosQuedaOtra por #la990. La integralidad del sistema de salud; los reclamos de las prepagas; el llamado del intendente de Capitán Sarmiento, Javier Iguacel, a cortar rutas, y la situación epidemiológica en ese municipio.

Escuchá la entrevista completa: 

Teresa García, ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires.

La integralidad del sistema de salud nacional

“Cristina Fernández de Kirchner lo planteó en el Estadio Único hace unos meses como necesidad frente a la pandemia que nos azota al mundo, no solo a nosotros. Afortunadamente en nuestro país y en la provincia de Buenos Aires no ha habido imágenes que hemos visto en países de Europa o en Estados Unidos o en otros países de Latinoamérica, con personas que terminaban muriéndose en un pasillo de un hospital porque no tenían camas para ser asistidos. Eso ocurrió por distintas razones, creo que ha habido una política acertada en el sistema de salud. Ahora, desde el mismo momento en el que surgió la pandemia, hasta el día de hoy, lo que hay es una convivencia natural entre el sistema de salud público, privado y el de obras sociales. Doy un ejemplo, en Bahía Blanca hay que trasladar un paciente porque no hay más camas en el sistema público, y hay una cama en el sistema privado de la región o cercanía, y va ahí; y a la inversa, cuando el sistema de salud privada estuvo, y sigue estando, saturado, necesita compartir con el sistema público la posibilidad de atender un paciente. Ocurre. Esto viene sucediendo. No es una cuestión discursiva en el que algunos sectores económicos, fundamentalmente, y mediáticos, están planteando que el Estado pretende estatizar la salud privada. Hay que terminar con la hipocresía con que aquí no pasa”.

Cristina Fernández de Kirchner, vicepresidenta de la Nación, en la inauguración que realizó, junto a Axel Kicillof, de obras en el Hospital Sor María Ludovica de La Plata.

“Estamos conviviendo el sistema público con el privado hace un año y medio. Hace aproximadamente dos meses el gobernador reunió a todos los dueños de las prepagas de la medicina privada en la Casa de la Provincia, y recuerdo lo que decía con un sistema privado saturado, en el cual tuvieron que subcontratar y tercerizar servicios en clínicas más chicas porque no tenían para brindarle asistencias a sus afiliados. Esa es la realidad. Hoy se mezclan las dos cosas. Veía en televisión que se decía, entre otras cosas, como cosa única que el Estado no le permite aumentar a las prepagas. Eso es harina de otro costal: en la situación que tenemos, con el índice de inflación que hoy se va a anunciar, la situación del bolsillo, es cierto que tienen que hacer reflexionar a toda la actividad privada respecto de los aumentos. Se tiene que aumentar al personal médico y al personal que trabaja en su sistema, pero también es verdad que el aumento de prepagas de golpe, en esta situación, sería otro golpe al bolsillo con algo que consume la gente cotidianamente que es el sistema de salud. Esto es una discusión, el aumento de prepagas, y el cumplimiento de la ley de prepagas. Otra discusión es negarse a una cosa que está pasando todos los días”.

“Hay que empezar a charlar con todos los actores del sistema de salud”

“Estuve en la reunión con los dueños de prepagas y todos estaban con la misma preocupación: ya no les daba la cantidad de camas, el gobernador les ofreció colaboración en materia de insumos para la terapia intensiva. Es un sistema de salud el privado, al que también esta pandemia lo exibió deficitario. Lo mismo con el sistema público, si el gobernador no hubiera tomado la determinación de fortalecer y reforzar las camas de terapia intensiva en el sistema de salud provincial hubiéramos tenido un desastre. No se pueden ocultar estas cosas porque están ocurriendo en la realidad. No podemos negar que esto está pasando. Hoy escuchaba al representante de la Cruz Roja que decía que ellos están en la lucha por la liberación de las patentes de las vacunas como un acto humanitario, pero además anunciaba que esta epidemia que se instaló no ha de ser la última. En la gripe del ’30 tardabas dos meses y medio en llegar en barco de un continente a otro. Ahora hay un avión cada seis horas. Entonces, lo que contagia China o Asia o Europa, en doce horas está en el continente americano. Tenemos que pensar que va a ser así. Hay que empezar a charlar con todos los actores del sistema, no hay que tenerle miedo a discutir esto”.

“Tiene que haber una interrelación, además, en materia de prestación de los servicios. tiene que haber una redimensión del sistema de salud. Por otra parte, no puede haber lugares que tengan una salud pauperizada producto de que es un distrito del conurbano profundo, y entonces hay una clínica en la que suceden tales cosas. El único patrimonio que tenemos como pueblo argentino es la salud de la población y ya hemos visto lo que sucede cuando se ve afectada, tenemos caída económica y parate de actividad: me parece que negarse a discutir eso es solo parte de la obstinación o de un posicionamiento político económico que también es para discutir”.

¿Iguacel piquetero?

“Acabo de hablar con él hace un rato y vuelvo a explicar lo mismo que le expliqué a él. El decreto nacional establece parámetros para el funcionamiento del avance del virus. Uno de los parámetros es la incidencia de casos cada 14 días por cada 100 mil habitantes. Capitán Sarmiento tiene muchos más casos que los menos de 500 que se requieren para cumplir con lo que establece el Decreto. Pero, además, tomé contacto con personas de salud ligadas al hospital para ver, de verdad, el estado de situación, porque el otro parámetro es que tiene que haber menos del 30% de ocupación de camas en terapia intensiva. Hoy el hospital de Sarmiento está sin una cama disponible. Ayer hubo un problema con una chica y no tuvo cama para internarse. El sistema de salud ya pasó el 80%. Se lo dije al intendente: busquemos un parámetro que indique la realidad, si mañana hay un choque en la ruta y hay que llevar de urgencia a dos personas en gravísimo estado, ¿Dónde las internan? No hay lugar. Este es un parámetro que hay que tener en cuenta, porque la chica que anoche tuvo problemas era de Capitán Sarmiento, no era un vecino ajeno a este lugar. Entiendo que los padres quieran volver a la presencialidad y entiendo que los intendentes sean sensibles a los pedidos de su comunidad, pero lo que no puede hacer el intendente es instar a las cosas que está instando, o peor aún, los términos que usó: “por las buenas o por las malas, porque en una pandemia, alguien que tiene responsabilidad no puede decir “por las buenas o por las malas”, porque confunde a su comunidad. Cree que esto es una batalla donde va a salir de un lado con arco y flecha y del otro lado con piedras a resolver un tema”.

El intendente del partido de Capitán Sarmiento, Javier Iguacel, amenaza con corte de rutas si no se vuelve a la presencialidad escolar en su distrito.

“Vuelvo a insistir con la pregunta que le hice a él: imaginemos que usted corta rutas, la cortó, muy bien, le provoca un golpe al gobierno nacional y provincial; ahora, ¿baja la cantidad de casas en su distrito, libera camas de terapia intensiva? No. Entonces no es la solución. Me parece que estas declaraciones responden a un posicionamiento político del macrismo duro que a otra cosa, porque lo que yo le estoy incitando a usted tiene razonabilidad. Yo tengo que registrar cuál es la solución. Él entendió que estaba nervioso y va a hacer un planteo más formal y más tranquilo para ver si hay alguna posibilidad de volver a la presencialidad. Lo que es cierto es que mientras los números sean esos son inapelables. Hay un decreto nacional que tiene valor de ley, y hay que hacerle entender eso a la comunidad. Un DNU es una ley y hay que cumplir la ley”.

Avellaneda: terrenos en desuso

“No conozco la ordenanza. Es entendible en las personas de sobre todo el primer, segundo, y tercer cordón, donde no hay un metro de tierra libre, y hay personas que tienen abandonada la tierra o una herencia que nunca se reclamó. Significa una pérdida de oportunidades habitacionales. También es cierto que muchas veces quedan a merced de la especulación del mercado inmobiliario, porque al modificar un lugar, la zonificación de un lugar, automáticamente la tierra aumenta su valor y, a veces, hay sectores inmobiliarios que muestran su especulación aguantando, entre comillas, la tierra para que aumente más su valor en el conurbano, donde no hay tierra disponible. Pero no conozco la ordenanza, no la vi, no sé cuál es el espíritu, hoy la voy a pedir para mirarla”.