“Lo del ambientalismo en Ciudad de Buenos Aires es puro marketing”

Lunes 19 de julio del 2021

Matías Cerezo, politólogo, docente, y referente del Espacio de Participación Popular en #NoNosQuedaOtra por #la990. La situación actual respecto al intento de Larreta de privatización de las tierras de Costa Salguero y Punta Carrasco, el movimiento antiprivatización, la iniciativa popular, la propuesta de un parque público, el falso discurso ecológico del Gobierno de la Ciudad, y la necesidad de llegar a 40 mil firmas para que sea proyecto de ley en la Legislatura.

Escuchá la entrevista completa:

La Costanera de la ciudad de Buenos Aires en riesgo.

¿Hay a tiempo de frenar la privatización de la Costanera?

“No es fácil la cuestión por lo mediático y el poder político que tiene el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, pero creo que se puede modificar y frenar este intento de privatización que el Gobierno de la Ciudad quiere llevar adelante con las tierras de Costa Salguero y Punta Carrasco. Venció la concesión de 30 años que había otorgado el gobierno de Ménem, que en su momento eran tierras nacionales, y a la Ciudad no se le ocurre mejor idea que, una vez que esas tierras vuelven a la ciudad, en vez de convertirlas en espacio público, transformarlo en un barrio de lujo con diez edificios con más de 30 metros de altura”.

Propuesta de parque público: cómo llegar a 40 mil firmas

“Lo que se está conformando es un gran movimiento antiprivatización y por un parque público y verde en esa zona, y la herramienta con la cual se está tratando de impedir esa privatización es la iniciativa popular, que es un Instituto que propone la Constitución de la ciudad de Buenos Aires, por lo cual cualquier persona que no sea legisladora puede presentar un proyecto de ley, y si alcanza el 1 y medio % del padrón electoral de la ciudad, alrededor de 40 mil firmas, la legislatura está obligada a tratar ese proyecto. El proyecto de iniciativa popular que estamos impulsando, desde muchísimas organizaciones sociales y barriales y desde el bloque de legisladores del Frente de Todos, es que allí se convierta en un parque público y verde en las 32 hectáreas. Ya contamos con más de 20 mil firmas, conseguimos las 4 mil firmas que eran necesarias para que el gobierno de la Ciudad quede obligado, en los medios públicos y oficiales, a difundir esta propuesta e iniciativa, que todavía no lo está haciendo, pero lo tiene que hacer. Ahora vamos por las 40 mil firmas para que el proyecto llegue a la Legislatura”.

“Hay un discurso de la cuestión ambiental que es pura cosmética en la ciudad de Buenos Aires»

«La Organización Mundial de la Salud sugiere que debe haber por lo menos 15 metros cuadrados por habitante en las ciudades de espacio verde, en la ciudad de Buenos Aires hay menos de 6, y, por ejemplo, en el barrio de Colegiales, menos de 1. En vez de aumentar esos espacios verdes los están disminuyendo, porque si, de repente, se liberan en la ciudad 32 hectáreas que podrían ser verdes, y se intentan hacer edificios, quiere decir que es pura cosmética. No solo no se aumentan los espacios verdes, sino que lo convertimos en cemento producto de la especulación inmobiliaria. Es un gobierno que no está orientado al bien público, sino que está orientado al interés privado. Es cierto que hay un discurso y un marketing por el cual puede parecer que el gobierno de la Ciudad pueda tener por los espacios verdes y la cuestión ecológica, alguna sensibilidad. Pero cuando vas a ver las políticas públicas concretas y el presupuesto, uno se da cuenta de esto, que es pura cosmética. No se realizan los estudios de impacto ambiental que se tienen que hacer en cualquier tipo de construcción que se deben hacer en la ciudad. En un mundo inserto en un cambio climático, donde hay una pandemia, donde es obvio que se necesitan espacios verdes, y, además, en la Costanera, donde va a ser barrera para los vientos por el calentamiento global, donde también repercute en la cuestión de las inundaciones construir sobre el río, no se hace un estudio de impacto ambiental. Es puro marketing lo del ambientalismo en el gobierno de la ciudad”.

Recuperar la ciudad

“Me parece que la ciudad de Buenos Aires no está perdida. En la última elección hicimos más de 35 puntos. Durante mucho tiempo pensamos que estaba perdida y tardamos mucho tiempo en construir una alternativa. Esta ciudad se caracteriza, como toda capital y gran ciudad, por predominar la cuestión nacional. Es difícil instalar en los medios la cuestión de la ciudad, pero no por eso hay que dejar de lado y dejar de interpelar a los ciudadanos y ciudadanas de la ciudad de Buenos Aires con propuestas hacia el futuro de una ciudad distinta. Me parece que hay un campo para crecer, políticamente, en ese sentido. Lo de Costa Salguero lo demuestra: entró algo ahí que no lo tenían previsto y que, por algo, ahora no lo están reimpulsando y están esperando en la Legislatura. Uno que sale los fines de semana lo ve y lo palpa. La gente firma con muchas ganas, e inclusive, traen a los niños que quieren firmar porque quieren defender a los espacios verdes. Esto es transversal, porque interpela a los propios votantes de Juntos por el Cambio, porque nadie quiere privatizar la Costanera. Esto es el principio de algo y nos tiene que servir a los militantes políticos para aprender de esta experiencia de Costa Salguero y Punta Carrasco, de que hay que proponer una alternativa y hay que construirla transversalmente con todo el tejido activo y comunitario, organizaciones sociales y barriales que hay en la ciudad y que son muchas«.

«Tenemos que conectar la política con lo social y lo social con la política»

«Creo que ahí está la clave para construir una ciudad distinta a la ciudad que nos proponen desde el gobierno de la ciudad y desde el macrismo, que no es otra cosa que lo que hicieron a nivel nacional y nos llevaron a donde nos llevaron. Lo que sucede es que en la Ciudad no tiene impacto tan rápido, pero la endeudan, la venden, hacen negocios, y cuando queramos acordar, ya que empezamos a ver la cantidad de proyectos que están teniendo desde la Costanera Sur hasta el norte de la ciudad, van a cambiar la matriz de la ciudad, y están a un solo legislador de tener los dos tercios de la Legislatura, la mayoría absoluta con la cual van a poder aprobar cualquier ley. Hay que pararlos, porque esta ciudad hoy nos está expulsando, cada vez es más caro el metro cuadrado para vivir en esta ciudad«.