Veintitrés Cincuenta y nueve

Viernes 23 de julio del 2021

Columna “Punto y Coma” de Julián Andreu para #NoNosQuedaOtra por «la990». Se cierran las listas para las elecciones de medio término, renovación de mitad de Cámara de Diputados y un tercio de Senadores: los que encabezan, caras nuevas, posibles cambios, tensión, y el peronismo unido de la provincia de Buenos Aires, Macri y Vidal.

Escuchá la columna completa:

¿ Estará todo tan claro?

Punto: Hasta las 23:59 del próximo sábado hay tiempo para presentarse en una lista.

Coma: Los que nunca estuvieron en un cierre de lista, quizás no sepan lo que es un proceso de este tipo. Hasta el último segundo del día de cierre puede haber cambios.

Algunos de esos cambios pueden ser consensuados con los actores, pero muchas otras veces, esos mismos actores, hablamos de los candidatos, se enteran que dormirán afuera.

Hay una leyenda dentro del peronismo que dice que un ex ministro del Interior tenía en su bolsillo copias de muchos DNI de tropa propia, y en el momento de la presentación, cuando veía la oportunidad, metía el cambio: entraba uno de él y salía uno. Claro que a este ex ministro no le caía en gracia.

Vamos a lo que se viene. Este año se renueva la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio de la de Senadores, eso vamos a votar el 12 de septiembre en las PASO y el 14 de noviembre en la general. Para analizar el resultado de lo que puede pasar, hay que poner el ojo en la elección que se renueva, sería la del 2017 de Diputados y la de 2015 de Senadores, ya que los primeros duran cuatro años y los segundos seis. Esa elección de medio término del 2017 la ganó lo que en ese momento era Cambiemos, recordemos el enfrentamiento en la provincia de Buenos Aires entre Cristina con Unidad Ciudadana y Esteban Bullrich. En las PASO la vicepresidenta actual le sacó una décimas de ventaja y luego, en la general, el actual senador la aventajó a Cristina por casi cuatro puntos, recordemos también que en esa elección Florencio Randazzo le logró sacar algunos puntos a Unidad Ciudadana y con eso, Cambiemos logra ese triunfo en la Provincia.

Este años el peronismo en la Provincia va todo junto, solo un díscolo Randazzo queda afuera, pero con un margen muy acotado. La polaridad terminará de comerse a los que traten de rapiñar votos, no es el mismo escenario que en 2017.

Por el lado del Frente de Todos, está casi asegurada la dupla que encabece la lista, Tolosa Paz y el actual ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán. Son, a esta hora, casi seguros precandidatos, aunque no hay internas, pero hasta que se ratifiquen son pre; tercera iría Marcela Passo; sueña para cuarto lugar el actual ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y hasta acá es casi un cuartero asegurado, para abajo todavía hay mucha rosca. Quinta, suena una ministra del actual gabinete de Kicillof, no digo más.

Saltemos para la otra orilla, ayer presentó su precandidatura a diputado Diego Santilli, pareció que en la foto estaban todos, pero faltaban dos figuras muy importantes, Macri de vacaciones en la isla de Cerdeña, y María Eugenia Vidal.

«¿Por qué no estuvo Macri? No estuvo porque siente que están cayendo muchas piedras y desde adentro de “su propio” espacio»

¿Si le fuese mal en la elección a Vidal en CABA, le molestaría a Lousteau? Recordemos que pusieron a un outsider como Martín Tetaz; no le afectaría para nada y mucho menos a la línea dura de Patricia Bullrich. Está claro por qué le caen piedras; tendrá que hacer una campaña con casco quizá.

En el Frente de Todos, es casi segura la precandidatura de Leandro Santoro. Hay un poco de discordancia en la segunda, se habla de Gisela Marziotta, hay todavía mucha reticencia de varios sectores. Claro, lleva el apoyo de Víctor Santamaría, leáse, Juan Manuel Olmos, diríamos el PJ de Capital, pero las negociaciones parecerían ir encaminadas.

Pero hay otros distritos que eligen Senadores. Córdoba es además uno con gran peso electoral. Hasta hoy parecía todo cerrado: Luis Juez a Senador y el ex ministro de Turismo de Macri, Gustavo Santos, encabezaría Diputados. Pero no, esta fórmula estalló por el aire esta misma mañana. El Pro arreglaría con la UCR. El actual diputado Negri, con mandato hasta el 2023, saltaría a la Cámara Alta, y Santos, primer precandidato a diputado. Juez entendió la jugada un poco tarde, solo lo usaron de ariete para posicionar a Santos, cuando los radicales aceptaron, lo corrieron al ex embajador en Ecuador y cerraron el paquete.

Juez analiza ir con su sello, Frente Cívico, y mantener su precandidatura a senador, una jugada en la que podría rapiñarle votos a la alianza Pro-UCR. El más beneficiado de esta jugada es sin duda Schiaretti, que lleva a Alejandra Vigo a precandidata a senadora y a la hija de De la Sota, Natalia, como precandidata a diputada nacional.