Elecciones legislativas: misma cancha, diferentes partidos

Sábado 24 de julio del 2021

Escribe: Álvaro Fernández Castex (*)

El 12 de septiembre se celebran las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) correspondientes a las elecciones legislativas de medio término de 2021. Nuestro sistema electoral establece la renovación cada dos años tanto de la Cámara de Diputados como la de Senadores. La Cámara baja se renueva por mitades y este año toca el recambio de 127 bancas -tendrán mandato hasta 2025- de las cuales Juntos por el Cambio arriesga 60 y el Frente de Todos 51.

Los distritos claves para la conformación de la Cámara de Diputados son la Ciudad de Buenos Aires que renueva 13 escaños, la provincia de Buenos Aires que pone en juego un total 35 lugares, Córdoba y Santa fe con la renovación de 9 legisladores y por último, Mendoza y Entre Ríos con 5 escaños en disputa.

En cambio, la Cámara alta se renueva por tercios con lo que este año se ponen en juego 24 senadores. Las provincias de Córdoba, Corrientes, La Pampa, Catamarca, Chubut, Mendoza, Santa Fe y Tucumán renuevan sus tres bancas, dos para la mayoría y uno para la minoría. El mandato de los senadores electos este año durará hasta el 2027. El oficialismo arriesga 15 bancas y la oposición debe renovar un total de 9 senadores.

Dos coaliciones mayoritarias dominan el escenario electoral. La alianza gobernante del Frente de Todos que mantiene el mismo nombre que en 2019 y la opositora Juntos por el Cambio, que en la provincia de Buenos Aires se llamará tan solo “Juntos”. El panorama electoral se completa con terceras posiciones que van desde la izquierda hasta el extremo conservadurismo religioso pasando por el proyecto de repavimentación de la “avenida del medio” de Florencia Randazzo y los liberales de Milei y Espert.

Si bien en estas elecciones se ponen en juego los mismos cargos, las coaliciones mayoritarias salen a la cancha para jugar dos partidos distintos. El Frente de Todos se enfrenta a unas elecciones de medio término en la cual pone a prueba su gestión y busca alcanzar el quórum propio en la Cámara baja. En senadores se espera que siga conservando su sólida mayoría con propios y aliados. Los comicios legislativos suelen ser la prueba de fuego para el oficialismo ya que la ciudadanía evalúa la gestión del gobierno.

Larreta, Santilli y Carrio, ex Juntos por el Cambio.

En un contexto atravesado por la pandemia, sus consecuencias económicas y superado algunos “escándalos” públicos que la oposición supo administrar, el Frente de Todos busca recibir un fuerte apoyo de cara al último tramo del mandato presidencial de Alberto Fernández. La incipiente recuperación económica, el exitoso plan de vacunación y la unidad del frente son los caballitos de batalla con la que el oficialismo apela ganar y proyectarse de cara a las presidenciales del 2023.

Otra prueba de fuego para el FdT, es que en estas elecciones legislativas se medirá el poder con el que cuenta cada líder dentro de la coalición. Sin dudas, uno de los puntos claves será la intervención en el proceso electoral de los actores más relevantes de la alianza. En ese sentido, el cierre de lista, el orden de los candidatos y el desarrollo de la campaña queda supeditado a la hermética negociación entre Alberto, Cristina y Sergio Massa.

Por parte de la coalición opositora se evidenciaron fuertes internas tanto intrapartidarias como en el plano coalicional. El PRO enfrentó una férrea pelea entre el “ala dura” representada por Mauricio Macri y la actual presidenta del partido Patricia Bullrich y el “ala moderada” que conduce Horacio Rodríguez Larreta de la mano de María Eugenía Vidal. A nivel coalicional, la relación entre los socios se puso un poco más tensa de lo que se esperaba. La Unión Cívica Radical -descontenta por el lugar minoritario que tuvo durante la gestión de Cambiemos- logró plantarse y rediscutir su rol dentro de la alianza. En ese sentido, por primera vez el PRO se enfrentará a la UCR en unas elecciones primarias competitivas en el distrito electoral más importante: la provincia de Buenos Aires.

CFK, AF y SM.

La elección provincial será una prueba de fuego para los armados presidenciales de ambos espacios. Más allá de los resultados que arrojen las PASO legislativas, un gran favorecido dentro de la oposición es Horacio Rodriguez Larreta y su proyecto presidencial ya que logró consolidar su liderazgo dentro del PRO, declinar la candidatura de la ex Ministra de Seguridad e imponer sus candidatos tanto en CABA como en PBA.

Estas elecciones legislativas serán clave para ambas fuerzas políticas. El FdT buscará salir favorecido con buenos resultados que avalen su gestión y sustenten un posible segundo periodo de gobierno (2023-2027) y Juntos por el Cambio irá tras la convalidación electoral de una renovación partidaria que pone al actual Jefe de Gobierno de la Ciudad como el futuro líder y candidato presidencial de la oposición.

(*) Politólogo. Maestrando en Gobierno (UBA).