El Violinista del Amor presenta «Problemas de los Problemas Contemporáneos – Parte uno»

Jueves 29 de julio del 2021

Escribe: Gabriel De Milo

El violinista del amor & los pibes que miraban no son solo una banda musical, son más bien unos bandidos, pero no de los de armas de fuego y cara tapada, estos son adorables y empuñan instrumentos musicales, y tienen la admirable vocación de hacer bailar a su público mientras entonan canciones de protesta, de amor y de crueldad, todo esto desnudando y enfrentándo a la más ácida realidad de hoy de ayer y de siempre. A veces lo hacen con humor y otras, por ejemplo, abriendo el arcón de las viejas canciones de protesta de la guerra civil española (Contra los Fantasmas 1 y 2). En esta ocasión con su nuevo disco «Problemas de los Problemas Contemporáneos parte 1» no solo van en la búsqueda de un sonido diferente para la escena como suele ser su sello, sino que también rompen los parámetros y deciden presentarlo en tres partes.

El Violinista del Amor & los Pibes que Miraban

Desde Hamartia pudimos charlar con Nicolás Esperante (voz y guitarra), con quien hablamos un poco de que va este nuevo viaje, y sus tres estaciones. Sobre este nuevo álbum y la decisión de que sea en tres entregas, nos cuenta Nicolás: » Al no tener un sistema de distribución, casi el único lugar donde vendemos discos es el recital. La imposibilidad de salir a tocar en vivo durante la pandemia significó que no íbamos a poder vender discos en formato físico. Entonces nos preguntamos, por primera vez, si valía la pena o no fabricar Problemas (valga el doble sentido). Decidimos que no; al menos por ahora. Y ahí vinieron más preguntas: entonces qué; ¿subimos el disco un día y listo, ya está? ¿Después qué hacemos? Nos pegamos un corchazo. Entonces decidimos que, al menos por el momento, iba a salir solamente digital, y pensamos subirlo en tres entregas, como para tener más excusas para ir moviendo las redes, compartiendo música, gráfica, huevadas e interactuando con la gente.», y agrega «En las tres partes hay temas de todo tipo. No son temáticas en sí; son tres ensaladas diferentes donde van a encontrar gritos de guerra y de angustia, melodrama y mal humor, cinismo, humor y fantasmas. Sonidos balcánicos, tarantelas, foxtrot gitanos, boleros venenosos, valses mareados y cualquier otra cosa que haya sonado por ahí, o no. Las letras acompañan o contradicen los climas musicales de manera que nos permita abordar los temas sobre los que queremos cantar, pero de la forma que nos sale: con respeto pero sin solemnidad. La solemnidad no sirve para nada».

Hay claramente una mezcla de melodías en el repertorio que hace que El Violinista del Amor sea definitivamente un viaje, porque de qué otra cosa se trata la música más que de poder experimentarla y dejarse atravesar. Con respecto a esta acertada mezcla de climas en su obra, nos cuenta: «Tocamos la música que nos gusta o nos gustaría escuchar. Nadie inventa nada desde cero; todo viene de algún lado, pero sale algo que parece nuevo o raro cuando viene de varios lados, que a veces no tienen demasiado que ver, y le ponés tu impronta. De pibes casi todos teníamos bandas punk o hardcore, y eso se nota a la hora de tocar, sobre todo en vivo. Pero la instrumentación (acordeón, vientos, banjo, mandolina y esas cosas) hace que podamos jugar a remitir a músicas de varios lugares, con mucha caradurez. Por ahí escuchás un tema que para mí es algo así como un rebetiko griego, un corrido mexicano, un pasillo ecuatoriano, o una tarantella, pero lo escucha un napolitano y me corta los pulgares por mascalzone». Es en las aguas de este humor ácido, y no por eso menos comprometido, por donde navega el velero de El Violinista del Amor en busca de conquistar esa isla donde parece que todo suena a algo reconocible pero todo es nuevo y encantador.

EL Violinista del Amor & Los Pibes que Miraban, en vivo

Detrás de El Violinista del Amor hay un proyecto enorme que incluye sello discográfico llamado «Trilce Recors«, una de las extensiones vitales del multiespacio Hasta Trilce. Le pedimos a Nicolás que nos cuente como es el trabajo que realizan en conjunto y como se generó esa relación: «Con la gente de Hasta Trilce laburamos un montón, por afinidades políticas, artísticas y carnales. Formamos parte del nacimiento de la radio, produjimos dos discos colectivos (Épocas y Signos contra el neoliberalismo) donde participamos junto a artistas increíbles de todo el mundo. Un día, sin que se dieran cuenta, me hice una copia de la llave y el resto es historia. Les ranchamos el espacio y les tomamos los barriles cuando no están. Cuando hacemos fechas ahí somos locales, y hasta usamos el espacio para grabar este último disco, por lo que la idea de reflotar Trilce Récors (que ya había editado un disco en vivo de la venezolana Amanda Querales) se dio naturalmente.»

Hay algo en El Violinista del Amor que transmite y genera pertenencia, así es la alquimia que se genera luego de un par de escuchas de sus discos y de ir conociéndolos un poco más, tal vez la sensación más acertada es la de ganas de verlos arriba de un escenario haciendo de las suyas. La pandemia, sin lugar a dudas nos privó entre otras cosas de esa posibilidad de ver bandas en vivo, le consultamos a Nicolás como es que afectó o enriqueció al proyecto este enorme parate impensado para muchos: «Es una forma muy optimista de pensarlo. No hubiera dicho que un año y medio sin tocar sea beneficioso en nada, pero sí. Algunos temas de Problemas venían guardados desde hace tiempo, y otros nacieron en los primeros meses de encierro. Para ambos casos el no poder hacer otra cosa ayudó a activar. Al tener los recursos técnicos propios (nosotros grabamos, mezclamos y producimos todo con nuestros equipos) y disponer del espacio de Hasta Trilce, lo natural en este caso fue ponernos a grabar. También aprovechamos para reactivar un viejo proyecto que teníamos junto a Vicente Zito Lema, así que en un par de meses también va a ver la luz un disco de poemas de (y leídos por) Vicente y musicalizados por el Violinista del amor y la Orquesta Volátil.»

El Violinista del Amor & los Pibes que Miraban

No queríamos quedarnos con la duda y volviendo un poco a lo que comentábamos antes, queríamos saciar la ansiedad de saber cuando podríamos ver a El Violinista del Amor en vivo, con respecto a esto Nicolás nos baja a tierra, pero fundamenta: «No queremos hacerlo hasta que se pueda hacer bien. Nos invitaron a hacer streaming, a tocarlo en radio, a hacer fechas en condiciones medio tristes (para lo festivo que estamos acostumbrados que sean nuestros toques). Y no nos dieron muchas ganas. Dadas las condiciones en las que se está pudiendo empezar a tocar (poca gente, espaciada y sentada) es más probable que las primeras presentaciones que hagamos sean presentando el disco junto a Vicente, mucho más adecuado a un concierto más intimista.». Para verlos en vivo tendremos que esperar al menos un tiempo más, pero ese tiempo podemos invertirlo escuchando su nuevo trabajo.

Compartimos «Problemas de los problemas Contemporáneos – Parte 1»