Trabajo gratis

Viernes 30 de julio del 2021

Columna «Punto y Coma» de Julián Andreu para #NoNosQuedaOtra por #la990. Cierre de listas: los heridos tras las internas; el armado en Santa Fe y el papel que cumplió Cristina Kirchner; el enojo del gobernador de Jujuy con Horacio Rodríguez Larreta, y el camino en solitario de Vidal.

Escuchá la columna completa:

El camino hacia el cierre de listas en Santa Fe.

Punto: El cierre de listas dejó heridos y algunos muertos, por supuesto hablo de muerte política para que no se despierten suspicacias sobre este sentido figurado.

Coma: Decía Napoleón: «Cuando tu enemigo se está equivocando, no lo interrumpas«.

Podrán decirme que, en este caso, no hay enemigo, podríamos discutirlo. Hablemos de una oposición muy agresiva en sus formas y en sus expresiones.

Desde el cierre de listas, hasta el miércoles, esta oposición dirimía sus diferencias en los medios. Solo había que dejarlos expuestos y mostrar que su argumento “somos los defensores de la República”, era solo un slogan muy lindo, pero definitivamente pugnaban por un cargo. Lo cual que no critico, en política siempre se busca jugar adentro. Pero le venden a su electorado una cosa muy distinta. Se puede escuchar y leer “júntense” por el país; bueno, lejos de juntarse se están tirando con todo.

Facundo Manes, el eterno candidato.

Me voy a referir a la “interna”, que no es tal, del armado de listas en Santa Fe. Había y hay una consigna que fue regla: «unidad hasta que duela«; tanto es así que Cristina cedió su propia candidatura para lograr unidad y con esto ganar las elecciones de 2019. Específicamente en el caso de Santa Fe, Cristina vuelve a ceder. Su candidata a encabezar la lista de Senadores era María de los Ángeles Sacnun, una espada en la Cámara Alta, pero la posiciona segunda por abajo del candidato que propuso Perotti, Marcelo Lewandowski; también cedió la cabeza de la lista de Diputados, donde va Roberto Mirabella. Eso de ceder por la unidad. Para Perotti, para el presidente y para Cristina Fernández de Kirchner, la celeste y blanca es una lista de unidad, aunque una unidad renga, sin Rossi. «Me hubiera gustado que el Frente de Todos hubiera llegado a un acuerdo. Se intentó y finalmente no se pudo consolidar«, lamentó Sacnun en un par de entrevistas en las que manifestó que le gustaría sumar a Rossi, pero sin pedirle que se baje. Va a llegar el pedido explícito, no tengo duda, de bajar la lista.

Rossi apeló a la cuestión sentimental: la política, insisto, lo dije hace unas semanas, no se hace desde la emoción, podría ser un factor, pero se hace desde la estrategia y la táctica. Está claro que el echado ex ministro de Defensa no tiene estrategia y, mucho menos, táctica. Siempre a la estrategia la maneja la conducción, siempre.

La oposición

Lo que decía al principio de la columna, los errores de la oposición son groseros, mas allá de una interna en la provincia de Buenos Aires que desata este proceso de ataques cruzados en todo el país. El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales estalló durísimo contra el armado de Larreta, y todo es por los ataques que sufre el precandidato radical, Facundo Manes, que también alimenta a sus detractores. La importación de noruegos estaría cerrada y es un problema para Stolbizer, que no sabía que el reemplazo del noruego importado era para Cariglino, el ex intendente de Malvinas Argentinas, un patotero, con varias causas y con un prontuario importante. Pareciera que a la titular del GEN solo le importa su banca por arriba de toda “moral” política.

«cuanto mejor le vaya a Vidal, menos chances tendrán sus competidores por la jefatura de gobierno en dos años»

Por el lado de la CABA, Vidal hace equilibrio para no perder, por derecha, votos en manos de la lista que encabeza el bulldog López Murphy. Es un esfuerzo importante, ya que desde su propio espacio empezarían a moverse líneas subterráneas llamando a mellarle el voto a la ex orgullosamente bonaerense: la suerte del 2023 se juega en esta elección, cuanto mejor le vaya a Vidal, menos chances tendrían sus competidores para la Jefatura de Gobierno en dos años. Por las dudas se corren y dejan hacer; además le van a facturar la pérdida de algunos diputados, ya que está claro que a los 10 que defienden es imposible que los pueda sostener, la aritmética del sistema D’ Hont es implacable. Pero hay buenas noticias para Rodríguez Larreta: que Macri tenga complicado el frente judicial, le allana el camino para su futura candidatura. No le hagamos el trabajo sucio compañeros y mucho menos gratis.