«La ola de la variante Delta depende de dos factores: vacunación y control de los pasajeros que regresan al país»

Martes 3 de agosto de 2021

Rodrigo Quiroga, Bioquímico, Investigador CONICET, Lic. en Cs. Químicas y docente de la Universidad Nacional de Córdoba, en #NoNosQuedaOtra por #la990. La variante Delta de Coronavirus, cómo ingresa al país, y su capacidad de contagio. Además, la vuelta a clase dictada por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sin los cuidados mínimos requeridos.

Escuchá la entrevista completa:

Rodrigo Quiroga, Bioquímico, Investigador CONICET, Lic. en Cs. Químicas y docente de la Universidad Nacional de Córdoba.

Cómo frenar la variante de Covid, Delta, en el país

“Estuvimos trabajando este tema hace bastante tiempo y estuvimos haciendo simulaciones. El tamaño de la ola que va a producir esta variante en el país dependía de dos factores: de cómo continuara la velocidad de la vacunación, y por otro lado, de la capacidad que tuviésemos de controlar mejor a las personas que regresaban al país. Por eso nosotros habíamos pedido aislamiento obligatorio en hoteles para todos los pasajeros, incluidos los que daban negativo en Ezeiza, porque sabíamos que era muy probable que si se habían infectado días anteriores a viajar, había probabilidades de que den negativo en el test a pesar de estar infectados. Y así fue. La gran mayoría de los casos de Delta que se detectaron en el país habían sido negativos en Ezeiza. Muchos de ellos incumplieron la cuarentena. Nosotros resaltábamos también que, aunque cumplieran la cuarentena, era muy probable que contagien a sus convivientes, y que, normalmente, aunque hicieran el aislamiento correctamente, los convivientes no se aíslan en general. Por eso resaltamos la necesidad del aislamiento en hoteles, y muy pocas provincias decidieron hacer eso”.

«Las vacunas funcionan muy bien para prevenir la enfermedad grave, incluso frente a Delta, 80 o 90% con una dosis, y 95% con dos dosis»

“Sabemos que va a haber un crecimiento exponencial de casos. Sabemos que los casos de Delta van a ir aumentando exponencialmente, no hay ninguna duda, y a una velocidad muy rápida porque esta variante es muy contagiosa. Incluso en países con una avanzadísima vacunación como el Reino Unido e Israel están teniendo contagios en aumento y todo indica que va a suceder lo mismo en Argentina. Se ve una gran diferencia en cuanto a las hospitalizaciones y fallecimientos entre países que tienen un alto nivel de vacunación y países que tienen un bajo nivel de vacunación. Las vacunas siguen funcionando muy bien para prevenir la enfermedad grave, incluso frente a Delta, 80 o 90% con una dosis, y hasta 95% con dos dosis. Hay un gran porcentaje de la población estadounidense, principalmente en el sur, que ha decidido no vacunarse, y están enfrentando quizás la peor versión de este virus desde el comienzo de la pandemia, la situación es muy complicada para los que no están vacunados, y por eso insisto con que nos tenemos que vacunar todos, incluidos jóvenes, adolescentes, y quizás los niños. Tenemos resultados recientes desde Canadá donde demuestra que con una dosis ya hay una alta protección frente a enfermedad grave, hospitalización y fallecimiento: como decía antes, entre 80 y 90% de esa protección con una dosis, y alrededor del 95% con dos. Lo que sí parece estar disminuido es la capacidad de prevención de la infección frente a la variante Delta, por eso la cantidad de contagios que vemos incluso en países con altos porcentajes de vacunados. Las personas vacunadas, en general, se están contagiando por convivientes no vacunados, muchas veces niños y adolescentes y por eso de nuevo, la importancia de que nos vacunemos todos”.

“Es muy importante frenarlo lo antes posible. Nuestras simulaciones indican que tendremos una gran cantidad de contagios entre octubre y noviembre. Mientras más podamos empujar eso hacia el verano vamos a estar más favorecidos, porque ya sabemos que las actividades al aire libre reducen la posibilidad de contagio. Pero el tamaño de ese pico podría ser de entre 10 y 45 mil casos por días, dependiendo de cómo avance la vacunación y de cuánto sirven los controles para frenar la propagación de Delta”.

Clases sin los mínimos cuidados

“Creo que no hay posibilidad de que vuelvan a crecer los casos, a no ser que descuidemos muchísimo todas las medidas de cuidado. No creo que vuelva a ocurrir, creo que los casos van a aumentar únicamente a través de la propagación de la variante Delta, pero descuidar los cuidados mínimos en las escuelas me parece una pésima idea: primero, porque costó mucho incorporarlos, y segundo, porque si queremos que se sostenga la presencialidad lo más posible, lo mejor que podemos hacer es hacerlo de manera cuidada, para que los casos de Delta crezcan lo más lentamente posible y evitar la necesidad de tener que volver la presencialidad antes de fin de año».

Vuelta a clases: La ciudad de Buenos Aires decidió volver a clases sin requerimientos de cuidados, y parece haber dado por finalizada la existencia de la pandemia.

«Probablemente el foco vuelva a ser Capital. Las variantes más contagiosas entran por Ezeiza y primero se propagan en CABA, eso es lo que ocurrió una y otra vez. Pero sostener los cuidados en la escuela es fundamental para que los casos no crezcan tan rápido. La ciudad de Buenos Aires dice que la presencialidad es su máximo objetivo, pero lo que hacen va en dirección contraria; disminuir los cuidados en las escuelas aumenta las probabilidades de que tengamos que volver a suspender la presencialidad antes de fin de año”.

Estudios sobre la posibilidad de combinar vacunas

“Se están llevando adelante varios estudios en varias provincias del país. Los resultados que hay en el resto del mundo indican que va a funcionar bien, que la combinación es segura e, incluso, que podría ser más eficaz que poner dos dosis de las mejores que se combinan. En Alemania y España vieron que una dosis de Pfizer y una dosis de AstraZeneca es mejor que dos dosis de Pfizer y que dos dosis de AstraZeneca. Me parece que va a ser una gran solución, y va a permitir acelerar la aplicación de segundas dosis de aquellos que recibieron Sputnik como primer dosis, porque sabemos el faltante que estamos teniendo de la segunda dosis de Sputnik.