«En la Ciudad de Buenos Aires las viviendas están vacías por culpa de la especulación inmobiliaria»

Jueves 5 de agosto de 2021

Roberto «Beto» Pianelli, precandidato a diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires del Frente de Todos, secretario general de metrodelegados y referente de Movemos, en #No NosQuedaOtra por #la990. El transporte en la ciudad de Buenos Aires; los negociados en beneficio de las empresas privadas; la Ley de Alquileres y la intención de derogarla de Vidal.

Escuchá la entrevista completa:

Roberto «Beto» Pianelli, precandidato a diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires del Frente de Todos, secretario general de metrodelegados y referente de Movemos.

La otra deuda de la Ciudad: el transporte público

“El gobierno de Mauricio Macri había planteado que en la ciudad de Buenos Aires había que mejorar el sistema de transportes, dijo: “¿somos idiotas que no podemos hacer 10 kilómetros por año?”, y desde que asumió Macri, con un mandato de Rodríguez Larreta solamente hicieron 5 kilómetros*. El sistema de transporte se ha convertido en un negocio para las empresas privadas. El ordenamiento del tránsito a través de los metrobuses, que no son metrobuses, está al servicio de empresas privadas y no tiene ningún sentido. En el gobierno de la Ciudad de Rodríguez Larreta no se ha planificado ni un metro más de subte, cuando en 2001 ya se había hecho un plan maestro de hacer tres líneas más. Creo que, en primera instancia, habría que empezar a construir líneas nuevas de subterráneo y, segundo, rediscutir ese plan maestro del año 2001 y hacerle modificaciones, porque el ciudadano se va modificando, y avanzar en ese programa. Eso implicaría políticas de Estado y mejoraría cualitativamente la vida y el tiempo libre: por ejemplo, la de los bonaerenses que tienen que ir a trabajar a la ciudad de Buenos Aires, que tardan una hora para pasar del norte al sur o del sur al norte, y con el metro estarías en 10 0 15 minutos, ganas en calidad de vida. Pero esta es una ciudad que está mirando solamente para el lado de los negocios inmobiliarios”

Vidal se opone a la aplicación de la ley de Alquileres

“Hay que defender la ley que ha mejorado, no del todo, la condición de inquilino. El sistema que implica saber cuánto más o menos te va a aumentar de acuerdo a la inflación, de alguna forma, es una garantía. Lo primero que hay que hacer es cumplir esta ley, porque la realidad es que desde que entró en vigencia, hay solamente alrededor de un 20%, nada más, de los que alquilan fue registrado en la AFIP. Las inmobiliarias todavía trabajan de forma ilegal. Obviamente, además, el paradigma que defiende María Eugenia Vidal es profundamente ilegal. Los proyectos que ellos están presentando implican que te puedan aumentar todos los meses el alquiler, contratos por seis meses, y la posibilidad del desalojo en un mes. Lo que está en discusión con el tema de la vivienda es si el Estado regula mínimamente el sistema de alquileres en Argentina. Somos campeones mirando Londres, París, y demás países, y en todo el mundo está regulado el sistema de alquileres. La ciudad de Buenos Aires tiene 1.500.000 viviendas para 3 millones de personas y vemos gente viviendo hacinada».

«una gran cantidad de viviendas están vacías y disponibles solo para la especulación inmobiliaria, y eso es lo que defiende Vidal»

“Yo vivo en Puerto Madero y allí se están haciendo diez edificios, y si vas a la noche a Puerto Madero vas a ver que está todo vacío, están todas las luces apagadas. Van a seguir construyendo viviendas para no habitarlas, y mientras tenemos a millones de compatriotas sin vivienda. Cada vez se concentra más la vivienda en manos de menos, y cada vez hay más gente que necesita alquilar, y a pesar de esto, pretenden que alquilen sin ningún tipo de regulación».

«debemos hacer cumplir la ley y a posterioridad ponerle impuestos a la vivienda ociosa y que el Estado intervenga”

“Nosotros tenemos la obligación de abordar proyectos para una sociedad mejor, porque está la posibilidad de hacer una sociedad mejor. La ciudad de Buenos Aires puede ser mucho mejor: por ejemplo, ahora con el tema de la pandemia, podríamos haber tenido bicicletas por todos lados, y el neoliberalismo empezó a cobrar las bicicletas en medio de la pandemia. Creo que hay que tener un discurso antagónico al de la oposición, porque esta ciudad es una ciudad que excluye a los trabajadores, a los sectores populares y está al servicio de un grupo de empresarios poderosos, sobre todo inmobiliarios”.