La lectura como ejercicio de libertad

Lunes 23 de Agosto del 2021

Escribe: Juan Pablo Godoy Jimenez

Dialogamos con Nadia Jimenez, profesora de literatura y tallerista de uno de los pabellones literarios de la Unidad Penitenciaria numero 1 de Olmos, sobre la importancia de leer en la cárcel.

J: ¿Qué son «los pabellones literarios para la libertad»?

N: Son un programa que se desarrolla en las cárceles bonaerenses a través de talleristas voluntarios que lo llevan adelante. La iniciativa fue impulsada por el juez Roberto Conti junto con el capellán del servicio penitenciario, en articulación con otros sectores. En toda la provincia ya se inauguraron mas de cuarenta pabellones con el fin de promover la lectura y la escritura como herramientas de transformación para contribuir a mejorar las condiciones de vida en ese contexto.

J: ¿Cómo se lleva a cabo este taller literario?

N: Somos un equipo de 4 talleristas con Marcos, David y Vachy, todos docentes que nos encontramos una vez por semana a leer literatura por medio de un celular desde nuestras casas con los pibes del pabellón desde la cárcel. Este proyecto nos convocó el año pasado, en medio de la pandemia, y significó un gran desafío. Primero porque es nuestra primer experiencia en ese ámbito y segundo, por las limitaciones que se nos han presentado con respecto a la tecnología y la conectividad. Pero lo mas gratificante es que siempre logramos que la literatura trascienda la pantalla. También contamos con la experiencia de conversar con escritores, participaron de manera muy generosa Vera Giaconi y Juan Mattio, ambos escritores contemporáneos, que charlaron con los pibes acerca de la experiencia de escribir, porque en cada encuentro también proponemos una consigna de escritura que acompaña al texto leído.

Inauguración del pabellón literario de la unidad 1 de Olmos

J: ¿Cómo es tu experiencia?

N: Sinceramente la experiencia es muy enriquecedora, se produce un intercambio donde conversamos sobre los textos leídos, las interpretaciones, las distintas miradas y donde los recorridos lectores se entrecruzan. Realmente tenemos la certeza de que la literatura es un refugio para ejercer la libertad y renovamos ese compromiso donde en cada encuentro nos proponemos que la literatura ocurra. Nos emocionamos mucho cuando leemos las intervenciones que realizan porque gratuidad se percibe en esa atmosfera virtual que se construye.

J: ¿Qué es para vos leer?

N: Es un modo de vida, no puedo pensarme sin leer. Por eso no dudé ni un segundo cuando me llego esta propuesta, que mejor que compartir un poquito de lo que a mi me salva. También agradezco a Vachy, Marcos y David porque comparten conmigo esta posibilidad de dar de leer literatura como otra oportunidad para habitar el mundo.