La cuestión del puerto, un folletín digital y popular

Viernes 10 de septiembre del 2021

Entrevista en #NoNosQuedaOtra a Gastón Garriga, escritor, consultor político y licenciado en Comunicación, uno de los autores de «La cuestión del puerto», folletín en formato digital, por #la990. Ficción política para una lectura presente.

Escuchá la entrevista completa:

Gastón Garriga.

Volver al formato folletín

“Efectivamente el formato de folletín es un homenaje a ese género de la literatura política, que a principios del siglo pasado ganó un montón de gente para la Literatura, gente que no estaba acostumbrada a leer ficción, solo a partir de los folletines que publicaban algunos diarios. Entonces quisimos reeditar eso. Hoy poca gente tiene el tiempo o la voluntad de sentarse a leer ficción, pero por ahí si le tirás un capitulo o dos por semana podés engancharlos. Esto está situado en la Argentina del 2040. La historia argentina está signada por un único conflicto que es el de los unitarios y federales, después, todos los demás, son reediciones de ese mismo conflicto. El verdadero clivaje es ese, no es peronistas y radicales, ni izquierda y derecha: es unitarios y federales, que es de alguna manera patria y colonia, civilización y barbarie. Esto se había resuelto de alguna manera en el siglo XIX, lo que dice la novela es que esto se empiece a agrietar con la Constitución del ’94 porque la misma permite que se reagrupen las fuerzas unitarias. Estas van ganando terreno, esto va generando más tensión en el escenario político argentino; en el 2023 gana las elecciones en todo el país un peronista, menos en la Ciudad Autónoma, que decide desconocer el resultado electoral y declarar su independencia: a todo esto, había recibido armas, de no se sabe qué país potencia, y la policía de la Ciudad se había militarizado. Despliegan la policía hasta la General Paz y el Riachuelo, para garantizar lo que serían las fronteras de este nuevo Estado».

«En ese 2023 los comandantes de las fuerzas armadas le dicen al presidente entrante: “nosotros a esto lo resolvemos en una hora, desde el punto de vista militar es fácil”; el presidente entrante dice, “no, déjenlos que se cocinen en su jugo”, porque el presidente entiende, que es más importante, pensando en términos históricos y el destino como Nación, es tener 10, 20, o 30 años para desarrollar una Argentina libre, justa y soberana, que recuperar la Ciudad. Y dice: “con la Ciudad ya lo vamos a resolver, oportunamente”, primero hagamos lo que tenemos que resolver y no lo resolvimos porque estábamos peleándonos con ellos. Y de 2023 a 2040, a pesar que la pandemia no se va nunca, se logra un proyecto de desarrollo que logra integrarse con el resto de la patria grande. Y en un momento, la frontera entre los vivos y los muertos, es muy porosa. Entonces, en el comando celestial hay figuras reconocibles, que están ahí en carne y hueso reconociendo a la política, pero están en diálogo permanente con el comando celestial, y ahí se arman los quilombos”.

La tradición de Leopoldo Marechal: Literatura y Política

“Megafón permite a la juventud de los ‘70 recuperar a Marechal y a esa novela, Megafón, que inspiró a toda esa generación. Acá hay mucho de homenaje a Marechal, hay mucho homenaje a Megafón: donde se mezcla el real y lo onírico, donde lo fantástico se hace posible. Hablando con mis compañeros, el ilustrador Rodolfo Parisi, y el curador Daniel Roncoroni, nos permitimos soñar, porque nos dimos el gusto de hacer esta novela cuando veíamos a una ciudad que no nos gustaba, cada vez más unitaria, que esta novela sería de las básicas, se reescriba, se reformule, se dramatice. Cuando una obra logra tocar ciertas firmas populares ya no es del autor, pasa a ser de todos. Mi sueño de máxima es que esta novela reconcilie o acerque más pibes a la política, los invite a ver los hilos que hay entre el presente y el pasado y con los cuales se reconstruye el futuro”.

La cuestión del puerto, capítulo 18

La cuestión del puerto

“El puerto es el lugar estratégico donde convergen todas las líneas de fuerza y todas las líneas de tensión. Depende de quién domine el puerto es que nosotros tengamos un proyecto de desarrollo propio o un milenio más de colonialismo. Si el puerto está en manos de los unitarios no van a permitir ningún desarrollo autónomo, porque a los unitarios les basta con los privilegios que su grupo y clase reciben por adherir al sistema colonial. En la novela lo que pasa es que el sistema colonial se cae, porque hay 15 años de pandemia, se cae el comercio internacional, explotan los mercados financieros; pero es un mundo deseado, no podemos confiarnos en que vaya a ocurrir eso en la vida real. Entonces, es central que los patriotas, se organicen políticamente y entiendan cuál es la cuestión de fondo. El precio de la carne tiene que ver con esto. Por ahí tenemos que hacer una unidad entre los que ganamos el peso, que es la medida de nuestro esfuerzo y nuestro trabajo, y hacer que valga lo mismo o más. porque hay unos poquitos argentinos que, casualmente, son los que controlan el puerto, que ganan en dólares y su negocio es que por sus dólares les den más pesos. o sea, que el peso valga menos  y que nuestro trabajo valga menos.

Ilustraciones de Rodolfo Parisi