Construyendo el perfil de Jaime Perczyk, nuevo ministro de Educación

Martes 21 de septiembre del 2021

Escribe: Agustín Ortíz

Los cambios dentro del gabinete de Alberto Fernández dejaron un revuelo más que importante. Principalmente porque las modificaciones no se produjeron sobre el grueso de los ministros y funcionarios que habían dejado su renuncia a disposición, sino más bien de aquellos que contaban con especial apoyo del presidente. Entre la noche del viernes y la mañana del sábado, el buscador de internet más famoso se vio saturado tras el masivo googleo de nombres para encontrar alguna biografía o currículum de los titulares de los nuevos nombramientos: uno de ellos fue el de Jaime Perczyk, el reemplazante de Nicolás Trotta para la cartera de Educación.

Jaime Perczyk.

El nuevo ministro de Educación nacional tiene 57 años, es Licenciado en Educación Física por la Universidad Nacional de Luján y Magíster en Ciencias Sociales y Educativas por la Universidad Nacional de Quilmes. A su vez, ejerció el cargo rector de la Universidad Nacional de Hurlingham entre 2015 y 2019, y como presidente del Consejo Interuniversitario Nacional entre 2018 y 2019. Además, cuenta con una amplia trayectoria en la gestión pública, desempeñándose como Director Nacional de Políticas Socioeducativas (2007-2009), jefe de Asesores de gabinete del Ministerio de Educación (2009-2011) y vicepresidente del directorio de Educ.Ar viceministro de Educación de la gestión de Alberto Sileoni hasta 2015. Actualmente, ya era funcionario del ministerio de Educación debido a que ocupaba el cargo de Secretario de Políticas Universitarias y tras la renuncia de Adriana Puigróss como viceministra, cumplía también con esas funciones. Es decir, Trotta fue reemplazado por su viceministro y por el viceministro de Educación durante la presidencia de Cristina Kirchner. Hasta aquí, entonces, los datos objetivos. Veamos entonces, qué dicen los principales medios de comunicación de Argentina sobre el nuevo ministro.

Durante el sábado y el domingo, proliferaron artículos y notas sobre la designación de Perczyk del cual no se hablaba tanto y quien se llevaba todas las luces de manera tendenciosa era justamente el ministro sucedido, Nicolás Trotta y el pase a la virtualidad obligada por la pandemia. Por ejemplo, una nota publicada el 18 de septiembre por el Diario la Nación, ya comienza diciendo que: “Aunque el miércoles por la tarde había puesto a disposición del gobierno nacional su renuncia como secretario de Políticas Universitarias, esta noche Jaime Perczyk se convirtió hace instantes en el sucesor de Nicolás Trotta, el ministro de Educación de la Nación, que si bien había sido desmentido varias veces por el presidente Alberto Fernández, formaba parte de los funcionarios más afines a su administración (…). Se convertirá en el segundo ministro de Educación de la Nación en esta administración que aún no cumple dos años de gestión”. Luego, el mismo diario menciona de manera muy abreviada los datos que figuran en la biografía profesional de Perczyk y en la misma nota titulada <<Quién es Jaime Perczyk, el profesor de Educación Física que sucederá a Trotta en Educación>> se dedica a hablar única y exclusivamente del tiempo que estuvieron cerradas las escuelas durante 2020 y 2021 por la pandemia. A su vez de acusar a Trotta por el <<cierre de escuelas>> como si virtualmente no se hubiese sostenido el dictado de clases, La Nación critica a los gremios docentes y destaca la gestión de Larreta en ese sentido como ejemplo a nivel nacional: <<Las políticas que se inauguraron en la ciudad de Buenos Aires luego fueron replicadas por el resto de país>>. Del perfil de Jaime Perczyk y de su trayectoria, poco y nada.

Por su parte, el diario Clarín fue un poco menos tendencioso aunque mantuvo la crítica a Trotta, y ya desde la noche del viernes 17 a minutos de conocerse su designación publicaba el perfil de Perczyk.

En él destacan su lazo con la política universitaria peronista y su trayectorio en los distintos cargos públicos en la cartera educativa y del ámbito superior, En el artículo de ese día, citan declaraciones de Perczyk dadas al diario en las cuáles afirma que “vamos a recuperar la normalidad, ir hacia una normalidad educativa. Tenemos que ir recuperando cada vez más espacios de presencialidad, en todos los niveles. También en la universidad”. A propósito de recuperar la normalidad en la presencialidad, fue Página 12 quien resaltó que “actualmente, trabajaba en proyectos de vinculación de los estudiantes universitarios de menores recursos que carecen de conectividad, para lo cual elaboró consensos con los rectores, con quienes mantuvo relación desde que integraba el CIN”.

El medio Infobae, a su vez, define principalmente el perfil de Perczyk respecto de su trayectoria de acuerdo a los cargos ya mencionados y no menciona al ex ministro Trotta como las otras fuentes citadas y al mismo tiempo lo ubica como una pieza importante dentro de la coalición del gobierno nacional afirmando que: “fue el responsable de un armado federal que buscó contener la convivencia de las diferentes vertientes del Frente de Todos a través de los referentes universitarios”. Respecto de su rol en la Comisión Interuniversitaria Nacional, el medio cita que “la Argentina, en el medio del desastre, ha protegido el derecho de millones de jóvenes de tener educación superior y la universidad no estuvo inerme o silenciosa sino poniéndose al frente de las soluciones”.

A fin de cuentas, el nuevo ministro Jaime Perczyk es un hombre fuerte dentro de la política universitaria del peronismo y participó en las gestiones del Frente para la Victoria y el Frente de Todos, siendo una figura cercana y de la confianza de la vicepresidenta. Tuvo un rol importante para la implementación del plan Conectar Igualdad y en la reactivación de las escuelas secundarias técnicas ligadas a universidades, especialmente, a las del conurbano bonaerense (las famosas <<universidades por todos lados>>) de las que tanto reniega Mauricio Macri y desprecia María Eugenia Vidal.