Será Justicia y será política

Viernes 8 de octubre del 2021

Columna «Punto y Coma» con Julián Andreu en #NoNosQuedaOtra por #la990. La salida de Highton de Nolasco y el poder de la Corte, ¿otro Supremo a renunciar?; nuevas medidas económicas y la agenda mediática en contra del oficialismo.

Escuchá la columna completa:

Comodoro Py.

Punto: La Justicia, o podríamos decir sus miembros, están teniendo unas semanas de agitación, ni hablar si nos referimos al máximo tribunal.

Coma: La novela de los cortesanos, un lindo título para una serie de alguna plataforma de esas que siguen apareciendo en el universo digital, aunque nada pasa por ser una ficción. La rosca en la Corte Suprema de Justicia de la Nación está al rojo vivo y no hay visos de que se apague.

Esta situación no es nueva, viene desde el “golpe de palacio” que Rosenkrantz le asestó a Lorenzetti allá por el 2018, factura devuelta por el santafesino cuando cambió las reglas de juego, con apoyo de los mismos que jugaron ahora para que Rosatti fuera nombrado presidente. Llamativamente hay dos ministros que juegan como péndulo, según sus apetencias, que son justamente Rosatti y Maqueda.

Versiones hablan de una posible salida también de Maqueda antes de fin de año. La inesperada salida o no de Highton, abrió una nueva interna. Una mas y van…

Un irónica publicación en Twitter de Alberto, retuiteado por Cristina, jugó con la tapa de Clarín, al decir que se iba el único voto del gobierno en la Corte. Mas allá que debería haber sido el ministro de Justicia el vector por el cual saliera la ironía, que tenía mucho de verdad, tampoco podemos decir que todos los otros jueces tienen “dueños”. Lo podríamos decir de Rosenkrantz, que tiene relación con algunas corporaciones de poder, algo que genera a futuro un problema, ya que hay causas que tiene que resolver el máximo Tribunal de Justicia de la Nación. El nombrado juez supremo por Macri tendrá que excusarse, dejando una endeble mayoría de tres, ya que hoy con la salida de la única mujer cortesana, el nombrado tribunal solo cuenta con cuatro jueces, todos hombres, dato no menor.

¿Era un buen momento para la salida de Highton? No. Con la imposibilidad de lograr acuerdos con una oposición destituyente y con la mirada puesta en cómo recuperar el poder en 2023, los dos tercios del Senado para lograr un acuerdo para nombrar un futuro juez o jueza, hoy es imposible. El nombre que Alberto proponga será lacerado hasta los huesos, ni hablar si se abriera la instancia de tener que nombrar dos jueces o juezas.

Vamos transcurriendo dos años de gobierno del Frente de Todos y seguimos con un procurador ligado a la oposición, sin acuerdo del Senado y sospechado, para darle el derecho como a todos del principio de inocencia, de proteger a un fiscal acusado de ser parte de una red de espionaje ilegal, causa que se tramita en la justicia federal de Dolores. Nos referimos a Eduardo Casal, un soldado de la causa macrista. Cuando en la opinión pública a principio de 2020, Alberto tenía el 70% de aprobación, era el momento de la destitución: el peronismo y su apego a la institucionalización, en definitiva, lo perjudica cuando es gobierno.

Eduardo Casal.

El continuo remachar en los medios que atacan como partido político, sobre que los gobiernos populistas son poco democráticos en su accionar, claramente terminan manejando la subjetividad y producen una pasividad en gobiernos populares, inclusive en los dos de Cristina, a la Ley de Medios me remito, que los termina perjudicando y nos termina perjudicando en los derechos a todos y todas.

Ayer se decidió sumar al salario familiar de casi 2 millones de trabajadores y monotributistas una suma que sería el doble de lo que cobran por hijo: es una buena noticia, pero esta dando vueltas un proyecto de ley para transformar los “planes sociales” en trabajo genuino: ¿Cuánto de esto es vociferado por una derecha en el centro de la escena mediática hoy? No nos hagan hablar con discursos de otros. Claramente esos cantos de sirena son para oídos de un sector de la sociedad que nunca apoyó ni apoyará a un gobierno popular. Corremos atrás de una agenda que no debería ser la del gobierno del Frente de Todos. No busquen votos ahí, si fuese una medida electoralista, no los hay ni los habrá.