«Nisman es solo un eslabón más de una cadena de encubrimientos que empezó el mismo día del atentado de la AMIA»

Martes 12 de octubre del 2021

Graciana Peñafort, abogada de Cristina Fernández, en diálogo con el equipo de #NoNosQuedaOtra por #la990. Causa AMIA, Memorándum con Irán, la persecución política que sufrió Cristina Fernández de Kirchner, y la necesidad de renovar los miembros de una Corte teñida de sospechas.

Escuchá la entrevista completa:

Graciela Peñafort, abogada de Cristina Fernández de Kirchner.

Memorándum con Irán: Inexistencia de delito

“No creo que cambien las pautas de conductas que viene trayendo el Poder Judicial porque las conductas son de las personas y las personas que llevaron adelante esta investigación están llenas de persecución. Sin dudas pone un límite. Hasta acá no van a poder llegar. Veo cómo algunos reclaman un juicio, y si no hay delito, ¿cómo van a juzgar? Es como si alguno de nosotros está acusado de homicidio y el supuesto muerto anda caminando por ahí. No hay delito, no se puede juzgar el no delito”.

“Estos jueces les reabrieron el acuerdo con el gobierno y lo importante de la sentencia es la definición de todas las visitas de los jueces que abrieron esta denuncia tuvieron… A mí no me preocupa que un juez se junte con un funcionario, está en todo su derecho, lo que no está en su derecho es decidir conforme a ese funcionario, y tampoco está bien que se junten a escondidas. Se pidieron los registros de entradas y visitas y el macrismo deliberadamente omitió estas visitas. Estoy hablando de Hornos y Borinsky, que son miembros de la Cámara de Casación Federal. El máximo órgano de Justicia penal del país. Así de problemática y seria es la situación. Hay consecuencias, lo que pasa es que, en la Cámara de Diputados, que es donde se deben llevar adelante estos procesos disciplinarios, no hay una cantidad suficiente de votos y tampoco, en consecuencia, para los fiscales, porque no se logra designar a un nuevo procurador. Tienen una situación de impunidad espantosa».

Borinsky y Hornos, jueces miembros de la Cámara de Casación Federal, acusados de visitar a Mauricio Macri a escondidas durante su gestión.

«Lo mismo pasaba durante el gobierno de Carlos Menem, y finalmente esos fiscales y jueces tuvieron sus consecuencias. Lo que tienen ahora es menos vergüenza y la certeza de que van a tener una protección mediática que La Corte y la mayoría automática no tuvo. No está funcionando el sistema de división y de controles recíprocos de los Poderes de la República. Hay que ganar elecciones y tener la masa crítica para poder aplicar los regímenes disciplinarios, y que no haya personas que actúen al margen de la ley porque van a tener consecuencias; y la sociedad toda también tiene que señalar a quienes desconocieron salvajemente la ley”.

«No está funcionando el sistema de división y de controles recíprocos de los Poderes de la República»

Nisman es solo un eslabón más de una cadena de encubrimientos que empezó el mismo día del atentado de la AMIA. El mismo día que Israel se comunica con Argentina, le dice que, además de un experto en explosivos, manda un experto en opinión público para presentar el tema en la sociedad. Y ahí empezó el encubrimiento. Luego vino el encubrimiento de La «pista siria», que es el origen del nacimiento político del Jorge «Fino» Palacios. Es decir, vinieron una serie de conductas destinadas a manipular políticamente la causa del atentado de la AMIA, y de esa manipulación, Nisman fue un eslabón más. Para cuando Nisman llegó, ya había caído Galeano, que era el juez original, y habían sido removidos los fiscales que acompañaron a Galeano, Mullen y Barbaccia, y Nisman los vio caer, porque era el tercer fiscal de ese grupo de fiscales».

Alberto Nisman, abogado penalista, fiscal en las causas vinculadas al atentado a la AMIA, y como denunciante en la causa sobre Memorándum de entendimiento Argentina-Irán.

«Cuando queda a cargo de la causa AMIA y de la unidad AMIA, Nisman en lugar de investigar, se dedica a hacer política. Él estaba convencido de que al hacer esta renuncia iba a contar con respaldos con los que no contó. Estoy convencida porque leí en los WikiLeaks, que Nisman se jactaba de la embajada norteamericana, y estoy seguro que lo hizo con el apoyo de la embajada que no llegó. Llegó una carta de Noble diciendo que era falso y que nunca Argentina había puesto en duda la vigencia de las alertas rojas, y yo creo que esto desencadenó su trágico final, porque él había visto caer a Mullen y Barbaccia. Era una persona que le daba mucha atención a la exposición pública. La idea de ser desmentido por la Interpol creo que fue intolerable para Nisman. Creo que allí radica buena parte de la causa de su muerte, yo creo que se suicidó. Y, además, los que lo empujaron a hacer la denuncia, le habían prometido cosas que no le dieron. ¿Cómo pude ser que el fiscal haga semejante denuncia y se olvide de acompañar la prueba?. Yo creo que eso provocó su situación final de quitarse la vida”.

Bonadío siempre fue juez, tuvo esta circunstancia y le tocó investigar el encubrimiento a la AMIA y encubrió a los encubridores, fue quien encubrió a Corach, al «Fino» Palacios, y a todos cuantos se habían prestado para desviar la pista de investigación e la AMIA. Claudio Bonadío tuvo a su cargo la investigación de su encubrimiento y paró el expediente durante cinco años y, finalmente, fue apartado en durísimos términos por la Cámara Federal, y por eso no podía intervenir en la causa del Memorándum. Sin embargo Comodoro Py le permitió intervenir. Un papelón. Es difícil de explicar, porque lo que pasó incumplió todas las reglas del derecho y la lógica”.

Persecución política a inocentes

“No solo es la persecución a Cristina. Estaban acusados al único delito constitucional que afecta al honor del acusado. Yo entendí eso cuando vi a Héctor Timerman afectado por la afectación a su honor. Decía: “me voy a morir y este apellido manchado de infamia lo van a llevar mis hijos y mis nietas”. Es una persecución por el peor delito por el que te pueden perseguir, el único que tiene una pena infamante, y lo sufrieron personas cuando no había ningún delito: lo dijo Rafecas cuando cerró inicialmente la causa, y pese a ese cierre fundado, igual no lo respetaron y avanzaron con toda crueldad y le costó la vida a Héctor Timerman, la prisión a Carlos Zannini, a D’ Elía y a un montón de personas por una causa en la que finalmente no había delito. Cristina estuvo en la comisión del Congreso que investigó a AMIA, y fue Cristina la que le tomó la declaración al secretario de Galeano, y contó que le habían pagado a Telleldin para que declarara lo que declaró y se supo en esa Comisión, por supuesto que Cristina se negó a firmar el dictamen que le sacaba toda punta y cargo a Galeano y denunció esta situación. Cristina hizo enormes esfuerzos para que avanzara la causa AMIA en la investigación; fue un compromiso real. Estoy segura de que, si no hubiera sido presidenta, la gente la recordaría como la senadora que peleó por la verdad en la causa AMIA”.

«si Cristina no hubiera sido presidenta, la gente la recordaría como la senadora que peleó por la verdad en la causa AMIA»

“Parte de esta causa es un disciplinamiento a quienes impulsan la investigación en AMIA, porque los intereses geopolíticos que se juegan en la causa del atentado, disciplinan a quienes se apartan del relato oficial. Y lo que vimos del Memorándum, fue parte de ese disciplinamiento. Es decir, “no te metas con el relato oficial”, “no te animes a tomarles una declaración a los iraníes”, no me voy a olvidar que Héctor contaba que cuando lo fue a ver la cúpula de la DAIA y la AMIA por la firma del Memorándum, estaba su presidente y le dijo Héctor, “y mirá si los iraníes no son culpables. Creo que hay que seguir intentando encontrar la verdad porque se lo merece la sociedad y las familias de las víctimas. Todos los que hacemos Derecho en Argentina estamos de acuerdo en que esta Corte no sirve, porque no es plural, no es representativa, y está teñida de sospechas y no hace nada para descartarlas. Había un antecedente. Los jueces de la Corte ya habían hecho algo que había sido cuestionado en el 2000 y no les importa porque tienen impunidad. Creo que es importante renovar los miembros de la Corte y creo que cinco miembros es demasiado poco para el cúmulo de trabajo que tiene esta Corte”.