«A la inflación la hacen las empresas, y eso hay que explicárselo a la gente»

Martes 19 de octubre del 2021

Ricardo Aronskind, licenciado en Economía y magister en Relaciones Internacionales, investigador docente en la Universidad Nacional de General Sarmiento, y colaborador de El Cohete a la Luna, en #NoNosQuedaOtra. Negociación con el FMI, inflación, monopolios, y un análisis sobre la economía del dólar.

Escuchá la entrevista completa:

Ricardo Aronskind, licenciado en Economía y magister en Relaciones Internacionales, investigador docente en la Universidad Nacional de General Sarmiento, y colaborador de El Cohete a la Luna.

¿Qué negociamos con el FMI?

Con el FMI se están discutiendo temas: se parte de que va a haber un acuerdo, de que el acuerdo es, por ahora, a diez años; que va a haber algunos años de gracia al comienzo, se está discutiendo desde la tasa de interés que nos están cobrando, de si el Fondo admite que Argentina regule, de alguna forma, el tipo de cambio y sobre todo que controle la venta o no venta de dólares, y se está discutiendo de fondo cómo y cuál va a ser el gasto público, cuál va a ser el tipo de cambio, cosas que tienen que ver con el crecimiento de Argentina, con las prioridades públicas, y con el equilibrio externo. Te diría que es una discusión que tendría que haber internamente en Argentina porque tiene que ver con lo que va a pasar en los próximos años, en ese sentido es un poco insólito que esto se esté discutiendo con tecnócratas extranjeros”

«La discusión que se está dando con el FMI se debería dar internamente en Argentina», Ricardo Aronskind. Foto: Telam.

“La oposición realmente existente, es decir, el macrismo, coincide con todo lo que diga el Fondo. El Fondo Monetario representa a Juntos Por el Cambio y Juntos Por el Cambio representa al Fondo. Tienen las mismas posiciones, sus economistas acuerdan con todo lo que dice el Fondo, si el Fondo dice firmen, van a firmar”.

“Depende mucho cómo se resuelva cada tema: por ejemplo, subsidios: se pueden bajar sin afectar los intereses populares, si los bajas con mucha inteligencia a los sectores de más altos ingresos. Pero puede haber un gran error del gobierno si piensa que, solamente, hay que cuidar al 20% más pobre de la población, que es un enfoque que hasta te pueden aceptar los organismos internacionales: al 20% no lo toqués porque es súper pobre, pero de ahí para arriba reducí o eliminá subsidios. Hay un 60% de la población que debe ser protegido, y solo el 40% está en condiciones de absorber aumentos tarifarios o impositivos. Yo al gobierno no lo veo nada claro en eso, de hecho, se conformó con políticas públicas, que están muy bien, para los sectores más golpeados de la sociedad, pero se olvidó que hay sectores de clase media baja muy, muy, golpeados que son quizás numéricamente mayores que los sectores más pobres, y ahí no hizo todo lo que debió haber hecho. Tengo miedo que el gobierno se confunda en ese tema”.

Formadores de precios: ¿el gobierno? No, las empresas

“Hay una parte de los formadores de precios, y lo digo en un sentido muy amplio, no me refiero solo a los monopolios que operan en el sector de la alimentación; hay muchísimas empresas y no solamente grandes, también medianas, profesionales, que piensan que sus ingresos tienen que estar establecidos en dólares, es decir, operan como si vivieran en Estados Unidos. Entonces, entienden que cada vez que se mueve el dólar, y no el dólar oficial, el dólar paralelo, tienen derecho a modificar sus precios para poder seguir comprando la misma o mayor cantidad de dólares«.

«Ahí hay un problema muy profundo que yo no veo que sea abordado por el Frente de Todos, que se supone que defienden a la mayoría, y no lo cuestionan. Cuando se discuten los problemas de la inflación y por qué tuvimos en los primeros meses del año tanta inflación, es correcto decir que no se debió a aumentos salariales, ni a aumentos energéticos, ni a ninguna otra cosa que no sea el salto en el dólar paralelo que hubo en septiembre, octubre y noviembre del año pasado y que lo fueron trasladando a precios. No se discute ese problema, que no tiene que ver con la técnica económica, sino con una pretensión social de “como tengo poder y tengo fuerza, quiero cobrar en dólares y quiero cobrar tanto y el resto se joroba”. Eso no está adecuadamente planteado sobre la mesa y discutido. Es una pretensión. Tiene poco que ver con una cuestión económica».

«A la inflación la hacen las empresas, no el gobierno»

«Lo mismo con el tipo de cambio, el tipo de cambio actual u oficial en Argentina es bueno para el comercio exterior. La vez pasada me comentaba un empresario, un exportador, y me decía: “para nosotros está muy bien, tenemos salarios en dólares más bajos que la mayor parte de América Latina y no tenemos grandes problemas para exportar”: entonces, ¿Qué querría decir una devaluación adicional, sino que los que ganan en dólares en Argentina quieren que de esos dólares todavía se valoricen más? Esto en la historia económica argentina es muy claro, el dólar muy alto es equivalente a salarios bajos, entonces, a través de la discusión sobre el dólar: el Fondo le dice a la Argentina, reduzcan esa brecha cambiaria, y que el gobierno lo que tendría que hacer es hacer saltar el dólar oficial de 100 a 120 o hasta 140, pero lo que haría inmediatamente, por este efecto de traslación de precios, sería un gran aumento en la canasta general de consumo de la población, y me parece que eso tiene que ver con achicar el mercado interno para que queden saldos comerciales más altos para poder pagar los compromisos externos”.

El rol de Roberto Feletti: discurso y propuestas

“Tengo absoluta confianza en Roberto Feletti, en su capacidad técnica y en su compromiso popular, pero debo decir que a esto no lo soluciona un funcionario si no tiene el respaldo de todo el gobierno. Y el respaldo de todo el gobierno no solo en medidas, sino en un discurso que acompañe. Ese discurso, con lo que Feletti pretende hacer, va a tener fuerte resistencia de ciertos sectores empresarios. Tiene que haber un esfuerzo muy grande de explicarle a la población, que lo va a entender, qué se está jugando. Fíjate que hay inflación y la gente dice “¿qué hace el gobierno?”. A la inflación la hacen las empresas, no el gobierno. Vos le podés decir al gobierno: evitá que las empresas hagan cualquier cosa, o que controle. Las empresas son las que remarcan todos los meses. Entonces, si el gobierno no le dice a la sociedad, miren, esto lo están haciendo las empresas, nosotros estamos pidiendo esto, nos boicotean… Si el gobierno no dice esto y la población no comprende, lo que va a pasar es que va a venir cualquier vocero de los intereses empresarios y van a decir que la culpa la tiene el gobierno”.

Roberto Feletti en reunión con empresarios nacionales. CEDOC PERFIL

“Estoy seguro que, técnicamente, hay mucho por recaudar que no se recauda. Ilusión y evasión. Hay evasión en Argentina. Hay sobrefacturación de importaciones y subfacturación de exportaciones. Todo el tema del Paraná es un verdadero agujero por el que se van muchas cosas. Y no solamente en producción agropecuaria, en minería, también en petróleo, en pesca; el Estado es un verdadero colador de fondos que se pierde de recaudar permanentemente. Tendríamos que tener una flota de custodia de la riqueza marina argentina mucho más importante, para proteger el potencial productivo que tenemos en el Mar Argentino. Perdemos recursos muy importantes por todos lados porque, evidentemente, hay miedo a meterse con ciertos intereses muy fuertes, pero de ahí podría salir una recaudación muy importante que permitiría reducir cierta presión impositiva sobre ciertos sectores. Reducir IVA e ir a presión impositiva más fuerte sobre otros tipos de manifestaciones de riqueza, por ejemplo. Que haya argentinos y argentinas que tengan 400 mil millones de dólares fuera del país, es una masa descomunal de riqueza que no está pagando impuesto. Todo eso hay que pensarlo. Porque si se piensa en chiquito, estás pensando todo el tiempo cómo le pones un impuesto más a un comerciante. Y hay que pensar en grande”.