Acompañar: un programa contra la violencia de género

Domingo 21 de noviembre del 2021

Escribe: Bernardita Castearena

Estás en un cumpleaños y conocés a alguien. Intercambian teléfonos y direcciones, se encuentran y se ponen en pareja. Los primeros meses marchan sobre ruedas, pero con el correr del tiempo todo se va poniendo más oscuro: primero te dice que sería mejor limitar el contacto con tu familia y amigos, después te propone tener hijos, y una vez que nacen te obliga a dejar de trabajar. Poco a poco y sin darte cuenta, resignás el vínculo con tus afectos y tu independencia económica para mantenerte al lado de un hombre que nunca está conforme con lo que sos y hacés, pero cuando te das cuenta es demasiado tarde, y la falta de dinero es una de las principales dificultades para pensar en rehacer tu vida. Para este tipo de casos existe el programa Acompañar: una política pública que busca darle autonomía económica a las mujeres y personas del colectivo LGBTIQ+ para poder escapar de situaciones de violencia de género.

“Se trata de una política de asistencia, y a la vez, de prevención de femicidios y travesticidios porque lo que hace es acompañar a mujeres y a toda persona en situación de violencia de género, en riesgo, en situación de vulnerabilidad social importante, condiciones que colocan en situación de peligro a esas personas y por eso el acompañamiento económico y social son fundamentales para la transición de la salida de la situación de violencia” explicó a Télam la ministra de mujeres, género y diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta.

Elizabeth Gómez Alcorta.

El programa, que fue anunciado por Alberto Fernández en septiembre de 2020 y se espera que para fin de año cuente con más de 100.000 personas inscriptas, consiste en una ayuda económica y acompañamiento psicosocial a mujeres y población LGBTIQ+ en situación de violencia de género. Esta ayuda dura seis meses, es compatible con otras asistencias del Estado y no requiere de una denuncia judicial previa.

“Es muy importante el acompañamiento de municipios y provincias en esos seis meses, para que cuando termine ese periodo la mujer haya podido conseguir empleo o ingresado a un programa o comenzado un emprendimiento productivo. Las opciones son diversas. Nosotras tenemos en marcha el programa Producir para acompañar proyectos productivos que incluyan a mujeres que están o hayan estado en situación de violencia de género”, expresó Gómez Alcorta.

Desde el Centro de Justicia, donde se trabaja registrando las solicitudes en el operativo, explicaron que la mayoría de los casos corresponden a mujeres de 30 a 50 años y que, además de los datos de contacto, lo que se les pregunta a las personas que se acercan a inscribirse es información sobre sus condiciones de vida y cuestiones relacionadas con el agresor, es decir, si vive con él o si comparte gastos con él. Porque uno de los objetivos del programa es estimular la autonomía de las mujeres y disidencias para que puedan capitalizar este primer acercamiento y poder revertir su situación.

La implementación del programa estuvo acompañada por operativos a lo largo y a lo ancho del país (Tierra del Fuego, Chubut, Misiones, Mendoza, Córdoba, Santa Fe, Tucumán, San Juan, Ciudad de Buenos Aires y Provincia Buenos Aires, entre otras ciudades y proviencias) en los que las mujeres y diversidades se inscribieron de forma masiva. Sin embargo, a pesar de ser un programa de alcance nacional, hay municipios de las 23 provincias que todavía no pusieron esta política pública de vital importancia al servicio de la población.