Damon Albarn lanza su nuevo disco inspirado en los paisajes de Islandia

Domingo 21 de noviembre del 2021

Escribe: Gabriel De Milo

Este 12 de noviembre, Damon Albarn se vistió de clásico definitivamente, más allá de sus exitosos proyectos con Blur y Gorillaz (banda con la que se estará presentando en el país a fines de abril del próximo año). Acaba de ver la luz The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows, su nuevo disco en solitario, el predecesor de aquel tan gratamente recordado Every Day Robots. El nombre del disco hace referencia a una estrofa del poema del escritor John Clare (1793-1864), autor que Albarn conoció de adolescente cuando su madre le regaló una antología del mismo.

Damon Albarn, The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows.

El músico inglés hace unos años que vive en Islandia rodeado de un paisaje tan hermoso como desolador, el cual lo inspiró para este nuevo disco. Como mencionamos anteriormente, ante las primeras escuchas confirmamos que Damon se encuentra en su pico más alto compositiva y narrativamente, y esto lo sienta en la mesa que comparten músicos de la talla de Nick Cave, Leonard Cohen y Tom Waits entre otros, artistas que en su melancolía le ponen una sonrisa al corazón de los amantes de las canciones.

Damon Albarn.

Acompañado de una gran banda que cuenta con violín, viola, violoncello, dos bajos, tres trombones bajos, trompeta francesa, piano armonio y la gran presencia de su mejor coequiper en guitarra, Simon Tong, quien supo formar parte de Blur, The Good, the Bad & The Queen y de Gorillaz. Rodeados de aquellos paisajes y con la premisa de ser inspirados por lo que se aprecia a través de los ventanales de la residencia del músico inglés; así se forjó The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows. El resultado es un álbum que se transforma en un viaje por el magnetismo que ejerce el lugar que algunos podrían denominar melancólico; lo es, pero también es esperanzador, inspirador y definitivamente conceptual.

Damon Albarn.

Melodías simples que van desde los sonidos más clásicos de las canciones de orquesta, pasando por el free jazz, las inspiraciones siempre presentes de la música africana de las cuales Damon es un gran escucha, y algunos momentos más altos en los que con gran tino y experiencia el músico logra manejarlos sin llegar a explotar en decibeles manteniendo así la armonía y abriéndonos paso a continuar el viaje. Un Damon consagrado y con el derecho a grabar las canciones que quiere, los sonidos que le interesan, sin detenerse en las necesidades propias de la industria discográfica, así haciendo simplemente lo que tiene ganas de hacer y de la manera en la que le gusta hacerlo. Damon Albarn acaba de traer al mundo un disco que como menciona en sus propias palabras: «No es un disco morboso, pero definitivamente está hecho por alguien que ya es completamente consciente de la mortalidad»; esto refuerza el concepto del álbum y lo potencia.

Compartimos el vídeo de Royal Morning Blue: