Crisis laboral en EEUU

Jueves 18 de noviembre del 2021

Columna del Imperio «Yanquis Go Home» con Juan Garda en #NoNosQuedaOtra por #la990. EEUU: crisis laboral, renuncias masivas en el área de servicios, bajos salarios, ausencia de derechos laborales; delitos racistas y la mano lenta de la Justicia norteamericana.

Escuchá la columna completa:

Renuncias masivas en EEUU.

Una semana muy movida en los EEUU

1- El lento brazo de la ley hizo su aparición y dos de los 3 hombres condenados por la muerte del activista negro Malcolm X serían exhonerados en estos días. Y uno pensaria que seria a causa de nuevos implementos tecnologicos que produjeron nueva evidencia, mejoras en los procesos administrativos o una mayor inversion en el sistema judicial, pero no. El verdadero motivo de la revisión de las condenas, fue un especial de netflix que no hizo más que aportar un análisis exhaustivo de la evidencia existente al momento del asesinato, sin prejuicios raciales y carente de la presión de resultados rápidos que la sociedad exigió en aquel entonces. Entre los dos hombres inocentes condenados en ese momento, que siempre clamaron por su inocencia, suman más de 40 años de encarcelamiento, la mayoria de los cuales pasaron en aislamiento o confinamiento solitario. Y despues nos vienen con que la justicia en argentina es lenta.

2- La semana pasada les contábamos como parte del proyecto de ley de reconstrucción de Biden (Build Back Better) logró aprobación bipartidaria gracias a 13 voluntades republicanas. Triunfó la república y coso, entonces? Bueno, no. Porque tan pronto como se cerró la votación, los 13 legisladores fueron condenados por Donald Trump, quien los trató de traidores. Y días mas tarde diversos actores partidarios llamaron a sus electores a que no volviesen a votarlos, prometieron imcentivar a otros candidatos a presentarse en sus distritos haciendoles competencia y los trolles trumpistas comenzaron a hostigarlos en redes, llegando al punto de amenazarlos de muerte a ellos y sus familias. Llamó el custodio de Milei que el otro día amenazó con desenfundar un arma y preguntó si no sería mucho.

3- Y hablando del poder judicial norteamericano y, relacionado con otro concepto que tratamos la semana pasada, la Critical Race Theory, otro hombre blanco que asesinó afrodescendientes a sangre fría esta a punto de quedar libre. En este caso se trata de Kyle Rittenhouse. Para ponerlos en contexto, recordemos que en agosto de 2020 se realizaron una serie de manifestaciones en el pueblo de Kenosha, Wisconsin; en protesta por el asesinato de un hombre afro a manos de la policía. Y en respuesta a esas marchas, milicias armadas de derecha tomaron las calles para supuestamente proteger negocios. Así fue como este adolescente terminó en la calle con un rifle de asalto cargado en sus manos. El resultado: dos hombres afromericanos que no hacian más que protestar por un asesinato racista terminaron perdiendo sus vidas a manos de un fanático blanco que nada tenia que hacer armado por la calle. Ahora, el perpetrador esta a punto de quedar libre por un tecnicismo, por lo que se esperan nuevas manifestaciones tan pronto como se conozca el veredicto.

4- Y por último, y ahora sí nos metemos en el tema central del día de hoy, sigue agravándose la crisis laboral en los EEUU. Pero a diferencia de lo que sucede en otros lugares del mundo donde el trabajo escasea, en el país del norte sucede exactamente lo contrario, producto de un fenómeno bautizado como «The great resignation» o «La gran renuncia». Y, no. No tiene que ver con que Biden esté por retirarse y vaya a quedar la presidencia en manos de Kamala Harris, sino con un fenómeno del que hablamos un poco la semana pasada masiva de trabajadores, fundamentalmente en el sector de servicios.

Biden.

Y ojo, no vayan a confiarse de que por solo ser en una rama de la economia su incidemcia sea menor, porque en los EEUU el sector servicios genera el 86% de todos los empleos de la economía y explica el 79% del crecimiento economico total.

Al tiempo que la magnitud del fenómeno, hace que sea imposible ignorarlo. Sólo en el mes de Septiembre renunció el 3% del total de los trabajadores de la industria de los servicios, con picos en algunos rubros como hotelería y ocio, donde los renunciantes sólo de septiembre representaban el 6,4% del total de trabajadores.

Las causas, son conocidas para todos, pero pocos quieren aceptarlas: los bajos salarios y las pésimas condiciones laborales. Recordemos que los EEUU no hay paritarias, aguinaldo, vacaciones ni licencias pagas. Ni siquiera por maternidad. Y si bien las renuncias pujan los salarios al alza, ya que las empresas compiten entre sí para tentar a las pocas personas que buscan trabajo, el ritmo en el que los y las trabajadores se reincorporan a la actividad no alcanza a cubrir las bajas y esto recarga aun más a los pocos trabajadores que quedan con turnos mas largos y horas extra obligatorias.

Y las consecuencias para las compañías son también económicas. Porque el costo de reemplazar a un trabajador que se va, es en promedio un 122% del salario anual del renunciante. Y la crisis es generalizada, ya que el 73% de los empleadores norteamericanos afirma tener problemas para conseguir trabajadores y el 70% calcula que estos problemas persistirán en 2022.

Mientras tanto, el gobierno no logra reaccionar y el mensaje es contradictorio. Empezó con un Joe Biden canchero diciendo en conferencia de prensa que si las empresas querian encontrar trabajadores tenian que pagarles más; a terminar ahora escuchando a los conservadores y eliminando el seguro de desempleo como una forma de obligar a los trabajadores a volver. Pero las causas son profundas. Muchisimas personas se vieron afectadas por la pandemia y ya no quieren trabajos donde les pagan mal, no pueden siquiera enfermarse o vacacionar y encima los maltratan. Tal vez, en vez de evaluar soluciones como robotizar la economía, tendrian que evaluar opciones como vacaciones y licencias pagas, cobertura de salud y aguinaldo. Aunque claro, eso requeriria que se bajasen del pedestal y se animasen a mirar al sur, no ya para dar cátedra, sino para aprender un poquito.