«Creemos que es hora de que el pueblo sea parte del debate y forjar una nueva Constitución»

Lunes 22 de noviembre del 2021

Alicia Castro, ex embajadora en la república bolivariana de Venezuela y Reino Unido, miembro de la Internacional Progresista y Soberanxs, en #NoNosQuedaOtra por #la990. La política exterior argentina y las presiones de la OEA y los EEUU contra las democracias de la región.

Escuchá la entrevista completa:

Alicia Castro.

“Crear un punto de encuentro, un espacio de debate político que ha estado semiclausurado durante estos dos años, y un bloque cultural para dar la batalla de las ideas. Nosotros hemos tenido lo que yo llamo politólogos de escritorio que han estado dos años pregonando que, si uno hace alguna crítica, le hace el juego a la derecha. Eso es completamente incorrecto. Quienes le hacen el juego a la derecha son quienes toman medidas de derecha. Después, la gente se preocupa cuando aparecen es exabruptos de la política o expresiones de la derecha como Milei, por ejemplo. ¿Cuándo aparecen estas expresiones de ultraderecha como Milei por ejemplo, al borde de lo payasesco? Si nosotros miramos la caída del capitalismo, que parecía que se iba a terminar con el capitalismo en el 2008, con la gran burbuja financiera, las estafas. Aparecían partidos del establishment que disputaban con partidos de izquierda o progresistas. Recordemos Podemos, Occupy Wall Street, Los Indignados, distintas versiones de izquierda en América Latina. En cambio, ahora, en esta crisis total del capitalismo, porque la pandemia ha mostrado que el capitalismo no es compatible con la supervivencia humana. Si vemos que la mayor potencia del mundo, los Estados Unidos de América, no ha logrado curar a sus enfermos, ni enterrar a sus muertos, y no poder dar empleo, nos damos cuenta aun los que no quieren pensar en esto o se resisten a reconocerlo, que el capitalismo es una amenaza para las personas y una amenaza para el planeta. Entonces, en este momento de gran crisis con una confluencia extraordinaria de crisis sanitaria, económica, desmoronamiento de las democracias, tragedias medio ambientales, no parece haber esta disputa. Sino que hay en general, dos expresiones del establishment que trafican, pregonan los mismos contenidos, y que no alcanzan a dar solución ni a los problemas cotidianos de la gente, como llegar a fin de mes, ni dar soluciones para resolver la cuestión medio ambiental que amenaza con la vida del planeta. Entonces, Varoufakis, que integra el Comité asesor de la Internacional Progresista, a la cual pertenezco, llama a esto “dos autoritarismos gemelos”: uno más liberal, y otro más nacionalista. Pero al no brindar soluciones reales y al volverse cada vez menos creíbles, la gente termina optando por estos exabruptos que serán realidad de la antipolítica: como Bolsonaro, Trump, Modi, Le Pen, como Milei”.

Yanis Varoufakis, de la Internacional Progresista.

“La Argentina ha elegido estar ajena a las conclusiones o a las decisiones geopolíticas. Y yo entiendo que al común de los ciudadanos pueda no interesarles la geopolítica porque efectivamente están más preocupados por su vida cotidiana. Pero la geopolítica, como decía Perón, es la política y tarde o temprano nos alcanzará. El gobierno argentino que se expresó muy duramente contra Venezuela, en octubre del año pasado, en la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, mientras no se objetaba la violación permanente y sistemática de Derechos Humanos en Colombia, Chile y en Brasil, el grupo de Lima fue creado para cambiar de régimen en Venezuela. Y Argentina perteneció al grupo de Lima hasta el 24 de marzo del 2021, hace muy poco tiempo. Cuando nosotros hubiéramos pensado que, en una continuidad de la política de relaciones exteriores de Néstor y Cristina Kirchner, que tuvieron protagonismo en la forja de un bloque regional junto con Chávez, con Castro, con Lula, con Daniel Ortega, con Correa, con Pepe Mujica: un bloque regional que amplió el MERCOSUR, creó la UNASUR, y creó la Comunidad de Estados Latinoamericanos y caribeños con 33 países, con 600 millones de habitantes. Eso no es solamente una cuestión ideológica, o para seguir los ideales de Bolívar y San Martín. Es una cuestión también estrictamente económica y política. El único modo de tener soberanía política y de tener verdadera independencia económica es como bloque. Porque el mundo funciona como bloques. Y, además, rechazando las hegemonías, rechazando la pretensión de hegemonía de los Estados Unidos, y aportando a construir desde nuestra identidad, desde nuestro bloque, desde nuestras economías y nuestras potencialidades, un mundo multipolar de naciones iguales y soberanas, y de personas iguales, todas y cada uno con derecho a la felicidad”.

“En cambio, la Argentina, tiene una posición errática voy a decir, por usar un término diplomático y suave, con respecto al as relaciones exteriores. Hay muchos cancilleres acá. Quien maneja la política de Relaciones Exteriores es Beliz, no estoy revelando ningún secreto. Fue también quien apostó a votar contra Venezuela el año pasado, diferenciándonos de México cuando en realidad México debiera ser un aliado estratégico de la Argentina. Y ahora, en la Asamblea General de las Organizaciones de Estados Americanos (OEA), la Argentina votó el no reconocimiento de las elecciones y del triunfo de Daniel Ortega en Nicaragua, violando nuestros principios rectores de las relaciones exteriores que es la libre determinación de los pueblos, el principio de no injerencia con el que la Argentina ha hecho doctrina: la Doctrina Drago, la Doctrina Calvo. Hemos dado lecciones al mundo de respeto por la igualdad jurídica de los Estados. Es decir, un Estado no puede pretender una gobernanza global y opinar sobre la determinación de los pueblos expresada en el voto en cualquier país del mundo. Y, sin embargo, Argentina vuelve a violar esos principios rectores. Se alinea con Estados Unidos y con Almagro. Es completamente incoherente que, por un lado, Alberto Fernández, haya contribuido a salvar la vida de Evo Morales, conociendo cómo operó el golpe de Estado en Bolivia. ¿Cómo se produjo el golpe de Estado En Bolivia? Muy simple. Primero, Almagro en la OEA dejó de reconocer el resultado de las elecciones en Bolivia y desconoció el triunfo de Evo Morales. Luego se comprobó lo que ya sabíamos, que Evo Morales había triunfado en las elecciones, pero que Almagro propició un golpe. El golpe estaba en marcha. Y ahora opina sobre Nicaragua gente que no tiene ni la menor idea dónde queda Nicaragua”.

Luis Almagro, personero de los EEUU, uno de los responsables del golpe de Estado en Bolivia.

“Los Estados Unidos tienen una matriz con respecto a Venezuela, ya lo denunció Edward Snowden en el año 2004. Está escrito que uno de los objetivos estratégicos de los Estados Unidos es tratar de interferir con la influencia que en ese momento era enorme, que tenía Venezuela en la región, mientras vivía el comandante Chávez, y en el mundo. Y evitar que tuviera una influencia demás en otros países con capacidad energética. ¿Qué quiere de Venezuela Estados Unidos? El petróleo. Y quiere, sobre todo, evitar cualquier gesto o acto de unidad de los países de la región. Por eso es tan triste y lamentable que la Argentina se preste al juego de los Estados Unidos tan dócilmente. Además: Beliz, Arguello, Cafiero… A veces me pregunto, ¿saben qué país gobiernan? Porque la Argentina es uno de los países más anti norteamericanos del mundo. Si yo una vez en mi vida tuve una adhesión masiva a algo que dije o que dije fue cuando saqué la bandera de los Estados Unidos en el año 2002 en la Cámara de Diputados, diciendo que si iban a entregar la soberanía política como habían entregado la soberanía económica, que fueran más sinceros, arriaral el pabellón nacional y legislaran para esa bandera. Todavía hay personas que me dicen que eran jóvenes en aquel momento y nacieron a la vida política en aquel momento. Se interesaron por la política en ese momento. Este no es cualquier pueblo. Este es el pueblo que venció a las invasiones inglesas. Este es el pueblo que venció al ALCA. Este es el pueblo que derrotó a una dictadura sangrienta con la paciencia y el pacifismo de las Madres de Plaza de Mayo. Entonces, me parece que hay en este aspecto una de las cosas más duras para criticar del gobierno actual. Que es la falta de visión y de estrategia geopolítica. Beliz acaba de firmar, y se lo ve muy cómodo en una foto con Sullivan, bajo un águila imperial, firmando un acuerdo con los Estados Unidos como un aliado estratégico sobre comunicación y sobre tecnología 5g. Ya sabemos que la pretensión de Estados Unidos, además de destruir el bloque regional, es que la Argentina no tenga independencia y libertad para negociar con China y con Rusia. China está avanzada dos o tres años con respecto a Estados Unidos con la tecnología 5g. ¿Por qué no somos libres de negociar con China? Que, además, China, así como Rusia, cuando hacen un acuerdo no imponen condicionamientos políticos, respetan la soberanía y la estabilidad de esos países. Y transfieren tecnología”.

Gustavo Beliz y Jake Sullivan.

«No aceptamos el debate censurado por la correlación de fuerzas»

“Yo no puedo dar las razones de otros. Hay que preguntarle a los que ejecutan esas acciones o expresan esas razones. Pero Alberto Fernández es lo que Tariq Ali llamaría un extremista de centro. Nosotros hemos visto, como hablábamos antes, cuál es la experiencia de los países de la región y otros, cuando gobiernos de izquierdo o de centro izquierda progresistas que han anunciado determinados programas, se vuelcan a la derecha. Toman medidas de derecha para satisfacer a la derecha y nunca la van a satisfacer. Nunca es suficiente. Siempre quieren pagar menos, siempre quieren ganar más. Tenemos, además, no una burguesía nacional, tenemos una burguesía depredadora. El campo, por ejemplo. Lo que llaman el campo, que no es el campo que alimenta, no es el campo que produce alimentos agroecológicos, no. Es el campo que subfactura, que evade, que contrabandea. Lo dice bien Peretti, que es nuestro referente de Soberanos en materia agroalimentaria junto con la Unión de Trabajadores de la Tierra. entonces, ¿Por qué se toman estas medidas? Hay gente que quiere satisfacer a la derecha”.

“El debate nuestro sí es a cielo abierto. No aceptamos el debate censurado por la correlación de fuerzas. La correlación de fuerzas es una variable no para ser observada de brazos cruzados sino para ser cambiada. Entonces, a nosotros nos parece que es hora, y la pandemia muestra, señala y da una posibilidad de establecer nuevas prioridades. ¿Es realmente la prioridad del pueblo argentina pagar los intereses de usura del Fondo Monetario Internacional? ¿Cuál es el apuro por cerrar un acuerdo con el Fondo que es el que piden los buitres, el que piden los usureros, las empresas que han depredado y endeudado y estatizar y hacer pública su deuda privada? A mí me parece que la prioridad del pueblo argentino es que los argentinos coman tres veces por día, los niños tengan zapatos, los mayores puedan comprar sus remedios, que no haya ciudadanos durmiendo en la calle. ¿Quién se conforma con menos en un país tan rico como es la Argentina? Me parece que esto es una reflexión imprescindible y que hay que compartir porque hay muchos sectores entre nuestros votantes, entre quienes confiaron al Frente de Todos, que están planteando la necesidad de poner en cuestión esta deuda. La necesidad de investigar una deuda. Es una deuda odiosa. Es una deuda que se contrajo, como dijo el propio Macri con el cinismo que lo caracteriza y la impunidad que le damos, que se contrajo para pagar a los Bancos amigos que evadían esas divisas. Esto me parece que hay que auditarlo, que hay que verlo, que hay que llevarlo a los Tribunales internacionales como propone Alejandro Olmos, que también está trabajando en Soberanos. Y luego, me parece que además de nuestros problemas estructurales, también tenemos que abordar los nuevos desafíos que la política no está mirando: las transformaciones en los modos de producción, las transformaciones en los modos de comunicación, la emergencia socioambiental. Y creemos que para abordar problemas que son estructurantes, ha llegado la hora de plantearnos que el pueblo se ponga en un debato abierto, en un Estado asambleario, y que podamos forjar una nueva Constitución, que pueda haber más temprano que tarde una nueva Constitución. Porque nosotros estamos viviendo los problemas del Siglo XXI con normas del Siglo XIX”.

Soberanxs.

Soberanxs

“A nosotros nos ha sorprendido el nivel de adhesión masiva, aluvional que hemos tenido, no solo en el acto el sábado pasado, en el Espacio Mugica, que es un espacio relativamente chico. Se llenó la calle. tuvimos que poner una pantalla en la calle para proyectar un video de adhesión de Milagro Sala. Que lamentamos políticos que haya presos políticos en Argentina. No debiera haber presos políticos en la Argentina, mientras nos ocupamos de los Derechos Humanos en otros países. Y luego una adhesión muy rápida que va acelerándose, abrimos una cuenta de Twitter ayer de Soberanxs, y hoy tenemos casi 5 mil adhesiones y mil personas que se han inscripto en diez comisiones que tenemos de trabajo que va a ser nuestro modo de funcionamiento: comisiones de soberanía económica, de deuda y fuga, de democratización de la tierra, de nueva Constitución, de soberanía sanitaria, soberanía educativa, en fin. Cuestiones que hacen al fortalecimiento de una soberanía integral”.