Tiempo para criar

Viernes 26 de noviembre del 2021

Escribe: Bernardita Castearena

El fin de semana largo nunca alcanza. Incluso para las personas que no tienen hijos, cortar el pasto, acomodar la casa, ponerse al día con trabajos pendientes, ir al supermercado y descansar un rato, les consume los tres o cuatro días de “descanso” que forman parte del combo de efemérides nacionales. Pensar en ese lapso de tiempo para acompañar el nacimiento de un bebé es algo descabellado. En el caso de una pareja heterosexual, la escena es de público conocimiento: de un lado, un padre que sólo acompaña tres días full time y después tiene la obligación de trabajar nueve horas de lunes a viernes como si su mundo no hubiese cambiado por completo, y del otro lado una madre desbordada entre las hormonas, el dolor del postparto, la ropa que se acumula en el canasto, las obligaciones diarias del resto de los hijos, la comida, y sumado a todo eso, una cría que depende de ella al cien por cien; de la que es alimento, abrigo y contención, y la que, durante meses, no va a querer despegarse de sus brazos más de cinco minutos por día. Por eso, tal como lo indican desde la Provincia de Buenos Aires, poner el eje en la necesidad humana de formar parte de la crianza de los hijos es “una medida que tiene un criterio inclusivo y de ampliación de derechos para madres y padres; y que favorece a la equidad de género propiciando una crianza compartida”. 

Con un acto en Casa de Gobierno, Axel Kicillof, junto al Ministro de Salud, Nicolás Kreplak, anunció la ampliación de licencias parentales de las y los trabajadores del Estado contratados bajo los regímenes de las leyes 10.430 y 10.471. A partir de esta nueva medida, las personas gestantes contarán con una nueva licencia de 45 días, que sumados a los actuales serán un total de 135 para el cuidado del recién nacido. En caso del nacimiento de un niño o niña con discapacidad, se asciende a un total de 180 días corridos. Además, se establece que se podrá optar por utilizar, fraccionar o compartir con su corresponsable parental, a quien también se le extienden de 3 a 15 los días de licencia.

“Este nuevo régimen de licencias va a implicar un cambio en la vida laboral y familiar de toda la comunidad, representando un inmenso avance en la Provincia que esperamos que acompañen otros sectores y ramas de la actividad”, expresó Kicillof. Por su parte, Kreplak indicó que: “este acuerdo también contempla aspectos para la prevención en materia de salud, ya que la posibilidad de contar con un mejor régimen de licencias nos permite además un mayor cuidado de la salud mental. Este paso implica un aporte central que es responsabilidad de todos y todas para transformar al Estado en un Estado que cuida”.

La medida, que se celebró en el marco de un acuerdo paritario con representantes gremiales y trabajadores de la provincia, también contempla otras licencias, como la de adopción (que se extiende de 90 días a un período de entre 120 y 180, dependiendo la edad del niño o niña), la licencia por fallecimiento del corresponsable parental (que pasa de los 2 o 3 días actuales a un lapso de uno a tres meses, dependiendo la edad del hijo menor), y la licencia por familiar enfermo (a la que se le agregan 15 días, alcanzando así la posibilidad de tomarla durante 35 días en el año). 

“Esta medida amplía e iguala derechos porque no solamente otorga más días para licencias por nacimiento, sino que incorpora la adopción, los cuidados para un familiar enfermo, el concepto de adaptación escolar, y además, permite que las familias puedan definir quién sea el que va a tomar esa licencia para la crianza, con lo cual además de otorgar mayor cantidad de días, iguala y permite que se puedan distribuir las tareas con un concepto de mayor equidad”, explicó la subsecretaria Técnica, Administrativa y Legal del ministerio de Salud bonaerense, Victoria Anadón.