Rebelión boina blanca y demás

Viernes 4 de diciembre del 2021

La interna de Juntos por el Cambio recrudece. Columna Punto y Coma de Julián Andreu, para #NoNosQuedaOtra en La 990.

Escuchá la columna completa:

Punto: Lo que parecía traer tranquilidad debido a la victoria del 14 de noviembre en las generales, fue todo lo contrario y hay diferencias fuertes dentro de Juntos.

Coma: Las internas que aparecieron en el horizonte de Juntos por el Cambio no solo son entre las distintas expresiones que se juegan en ese conglomerado político, son también adentro de cada uno de los espacios y con jugadores que ni siquiera integran dicha coalición.

La Coalición Cívica que hace unos días cumplió 20 años, partido que tuvo vaivenes continuos, parecía tener un sesgo progresista en su comienzo (jugó a la izquierda, si se puede decir, de la UCR) y terminó siendo lo mismo o peor que el partido radical. En este momento parecería ser lo mas ordenado para adentro y nadie discute la posición dominante de Carrió, pero sí algunos líderes del espacio Juntos cuestionan sus posturas.

Carrió.

Los Coti boys, hablo de Lousteau y Yacobitti, pidieron la jefatura del bloque radical en la cámara de diputados, me refiero a la cabeza de Mario Negri. Su derrota en Córdoba a manos de Luis Juez empieza a mellar su figura y su preponderancia como jefe de bancada, entre otras posiciones; esto conlleva una disputa histórica. Carrió apoya la continuidad del cordobés al frente del interbloque de Juntos; por atrás de esa pelea se sabe está la figura de Enrique “Coti” Nosiglia, enemistados con la líder de la Coalición Cívica desde hace muchos años, diría dos décadas para ser preciso.

Sabe el histórico operador radical que sacarse de encima a figuras como la de Negri, mas allá de su pelea personal con Carrió, le garantizaría para adelante una buena posición a su hijo putativo, Martín Lousteau, para la candidatura a jefe de gobierno en 2023, cargo que también ostenta María Eugenia Vidal, amiga personal de la pitonisa de Exaltación de la Cruz. Una jugada a varias bandas.

El Coti.

Fue tan a fondo la pelea que llegó hasta la Legislatura de la CABA, la UCR le habría exigido a Rodríguez Larreta que se pronunciara contra Carrió. Antes de que comenzara a discutirse el expediente en segunda lectura, Martín Ocampo tomó la palabra y pidió una moción de orden para reservar el proyecto en Secretaría.

El jefe del bloque radical explicó que quería discutir algunas modificaciones al controvertido proyecto. Una de ellas tenía que ver con «ampliar la superficie destinada a uso público», pero sin modificar el espejo de agua. Eso implicaría sacarle metros a la zona en donde IRSA quiere levantar sus torres, una herida en corazón mismo del proyecto larretista. El jefe de gobierno sigue sumando problemas a los que ya tenía, mucho mas desde que su ex jefe político le avisó a través de una conferencia que los que quieran llegar a ser candidatos deberán competir en una interna.

Larreta.

No habría visto con desagrado el procesamiento de Macri, sin ir mas lejos se mantiene como querellante en una causa que se inicio por junio de 2020. Por ahora eso sigue el curso y la investigación, a pesar de darle el apoyo en una declaración hecha por redes sociales cuando se conoció que el juez Bava lo procesaba por espionaje, la única verdad es la realidad y esta dice que Rodríguez Larreta no desistió de la investigación.

En el bloque radical de la legislatura bonaerense también se espera una escisión, se armaría un interbloque pero es una señal que están dando los boina blanca en todas las legislaturas y concejos deliberantes en muchas localidades, un reflejo de ese mapa que hicieron circular donde mostraban que no es todo amarillo, sino mucho rojo y blanco.
La victoria en la provincia de Buenos Aires de Santilli en las legislativas no le dieron mucho aire , ni al colorado ni a Larreta, la figura de Manes ensombrece al ex vice jefe de gobierno de CABA, aunque al médico le empiezan a reclamar mas protagonismo, algunos deslizan la frase “pásalo a nafta Facundo”.

Vuelvo a la metáfora de la carrera. Lo que alguno o algunas sentían su lugar en la partida para llegar a ser candidato o candidata para el 2023 a presidente o presidenta del espacio Juntos o como vaya a llamarse, se lleno de vallas y además no solo eso, los lugares en la pista no alcanzan para la cantidad que quieren correr.