Pase sanitario: la estrategia que mantiene seguro al mundo

Jueves 9 de diciembre del 2021

Escribe: Bernardita Castearena

Luego de la aparición del primer caso de la variante Ómicron, detectada en un hombre de San Luis recién llegado desde Sudáfrica, el Ministerio de Salud de la Nación prendió las alarmas y comenzó a trabajar en el pase sanitario: un certificado que demostrará que la persona mayor a 13 años recibió las dosis de vacunas necesarias para completar el esquema previsto. El trámite podrá realizarse a través de la aplicación Mi Argentina (y a través de la app Vacunate PBA en Buenos Aires) y será habilitante para el ingreso de las actividades de riesgo que queden determinadas en la normativa nacional.

Si bien nuestro país cuenta con un alto porcentaje de población vacunada, hay muchas personas que dejaron pendiente el turno de la segunda dosis y se tranquilizaron luego de recibir la primera, lo que los vuelve -probablemente- más vulnerables ante la aparición de nueva(s) variante(s). «Lo que hablamos la semana pasada en el Cofesa (Consejo Federal de Salud) es que era el momento de implementar el pase sanitario para estimular la vacunación en quienes la postergaron y disminuir el riesgo en las actividades», explicó la Ministra de Salud, Carla Vizzotti, en Futurock. Según datos de la cartera de Salud, se duplicaron las solicitudes de vacunación dos días después de haberse anunciado la creación del pase.

Ante la aparición de la variante Delta en Europa, cinco meses atrás, Francia fue el primer país en incorporar el pase sanitario para la entrada a cafés, restaurantes, shoppings y eventos masivos. Luego siguieron este ejemplo países como Dinamarca, Hungría, Italia, Israel, Suiza, Alemania, Portugal, entre otros. Por su parte, la Unión Europea, puso en práctica el Certificado COVID digital, a través del cual se puede demostrar, escaneando un código QR, si se tiene el esquema de vacunación completo o una prueba PCR con resultado negativo. En el caso de no estar vacunadas, las personas deben cumplir con las medidas de restricción de cada país que visiten. 

Pase sanitario en la provincia de Buenos Aires

El gobernador Axel Kicillof anunció en conferencia de prensa la implementación del “pase libre con vacuna” a partir del 21 de diciembre. A partir de esa fecha, las personas mayores de trece años deberán demostrar que recibieron dos dosis de vacunas contra el COVID para poder asistir a eventos masivos y realizar actividades culturales, deportivas, religiosas y recreativas en lugares cerrados. Además se exigirá a la hora de hacer trámites públicos en organismos provinciales, como también a aquellos trabajadores dedicados a la atención al público en entidades públicas o privadas. Según datos de la provincia, en la última semana los casos aumentaron un 33%, lo que vuelve necesaria e imprescindible la vacunación de los bonaerenses. 

«Los números hablan de que aquel que no está vacunado tiene 14 veces más de posibilidades de quedar internado. Lo que tenemos que lograr, habiendo hecho este esfuerzo inmenso, es concientizar y acompañar el proceso de vacunación para que sea universal”, expresó Kicillof.

Por su parte, en diálogo con El Destape Radio el Jefe de Asesores del gobierno bonaerense, Carlos Bianco, explicó: «Nosotros no tenemos el problema que tienen algunos países de Europa donde mucha gente no se quiere vacunar. La vacunación contra el Covid no es un tema individual, es colectiva para cortar la cadena de contagios”.

Además, refiriéndose a la temporada de verano en la Costa Atlántica y los diferentes destinos turísticos de la provincia, indicó que en esta oportunidad no se trabajará en testear -como sucedió el año pasado, cuando la vacunación recién comenzaba-, sino en la posibilidad, a través de un despliegue de postas itinerantes, de vacunar con primeras y segundas dosis a todas aquellas personas que todavía no iniciaron o completaron su esquema.