Finalmente Djokovic podrá jugar el abierto de Australia

Lunes 10 de enero del 2022

Escribe: Pablo Battistella

La justicia australiana falló a favor Novax Djokovic, el tenista hoy número 1 del ranking mundial, y a pesar de que no está vacunado, requisito supuestamente obligatorio para disputar el primer torneo de los más importantes del año, todo parece indicar que tendrá la posibilidad de participar sin problema. Se le devolvió su pasaporte y se le pagarán los costos legales por lo que le tocó vivir. Finalmente la persona no vacunada es la victima en plena pandemia, el negocio le ganó a la responsabilidad.

El juez Anthony Kelly, del Tribunal del Circuito Federal de Melbourne, ordenó al Gobierno australiano a implementar la orden de liberación en los 30 minutos siguientes a la confirmación de su fallo. Pese a esta resolución favorable para Nole, existe aún una chance de que sea deportado.

Alex Hawke

El gobierno australiano, a través de su ministro de Inmigración, Alex Hawke, tiene la facultad de cancelar el visado de Djokovic y forzar la salida del serbio del país. Veremos cual es la decisión final, por el momento Novak estará jugando el torneo, habrá que ver con el correr de las horas que es lo que se decide.

Nadal dio su opinión

Rafael Nadal

“Me parece bien. Es la justicia la que debe hablar en todo esto y yo soy un defensor de apoyar lo que dice la justicia. Se ha montado un circo alrededor de todo, pero más allá de poder estar de acuerdo en muchas de las cosas de Novak, la justicia ha hablado y tiene el derecho de poder jugar el Australian Open. Sería lo más justo”, expresó Nadal a medios locales.

Posteriormente, el español agregó: “A nivel personal preferiría que no jugase (risas), pero sería lo mejor para el deporte, tanto a nivel económico como publicitario. Que los mejores del mundo estén en la pista es mejor a que estén en cualquier otro sitio”.

Por otro lado, Rafa también habló sobre el tema de la vacuna y expresó su disconformidad acerca del debate: “Creo que en las redes sociales hay mucho espacio para que la gente pueda decir lo que quiera de una forma que por la calle, cara a cara no te diría. Cada uno debe ser libre de querer hacer lo que quiera, pero cada decisión trae consecuencias. Las instituciones más importantes del mundo dicen que para frenar esta pandemia hay que vacunarse, y yo intento hacerles caso. No me siento más o menos inteligente por ello, solo sigo lo que dicen los que saben más de esto. El debate que se genera sobre esto, es un circo”.