Las bananas podrían desaparecer

1 de enero de 2022

Escribe: Almendra Weiss

La banana, esa fruta maravillosa que nos previene de calambres y que es el snack perfecto, fácil de transportar, de pelar y de comer. Definitivamente una de las frutas más nobles y queridas, podría desaparecer en cualquier momento.

Las bananas son frutas, es decir, son algo carnoso que debería contener semillas. Sin embargo, las bananas que consumimos no las tienen. Lo más parecido a semillas que podemos encontrar en este alimento son los puntos negros que aparecen en su interior, aunque si intentas plantarlos no va a crecer nada.

Actualmente la banana que se comercializa es la Cavendish, esa que todxs amamos y conocemos. Pero esto no siempre fue así, porque hasta hace unas décadas la reina del mercado era la Gros Michel, una especie supuestamente más rica y dulce, que se extinguió repentinamente en 1965.

Debido a que las bananas que consumimos no tienen semillas, la unica reproduccion posible de la planta es la asexual (realizada por humanos), lo cual tiene como consecuencia que todas sean iguales geneticamente. Alrededor de 1950 un hongo (Tropical Race 1) se esparció por los cultivos de bananas, afectandolos y poniendo un punto final a la Gros Michel. Al ser todas las bananas idénticas, lo que podía matar a una, podía también matar a todas, y así fue.

Banana comercial al lado de la silvestre, con semillas

Con la Cavendish sucede algo similar, ya que también se reproduce asexualmente, lo que se traduce en una diversidad genética casi nula. Hoy en día existe una variante (Tropical Race 4) del hongo que extinguió a la Gros Michel capaz de atacar a la Cavendish, solo tiene que encontrar la forma de hacerlo. Mientras tanto, los científicos están trabajando hoy en día para generar nuevas variedades de bananas.