«Cuando a la ministra de Educación porteña la dejan hablar, suele decir lo que piensa»

Viernes 21 de enero del 2022

Gabriel Brener, licenciado en Ciencias de la Educación por la UBA, especialista en Gestión y Conducción del Sistema Educativo FLACSO, docente universitario y profesor de enseñanza primaria, en diálogo con #NoNosQuedaOtra por #la990. Reflexiones sobre las declaraciones de la ministra porteña de Educación Soledad Acuña; el corrimiento a la derecha de la sociedad porteña. Educación Financiera y pasantías no pagas en la Ciudad. Educación para las etapas del capitalismo, y cómo se conformó nuestro sistema educativo.

Escuchá la entrevista completa:

Gabriel Brener.

Acuña y los «perdidos en los pasillos de una villa»

“Por supuesto que rechazo de plano esas declaraciones y ofenden, duelen, también irritan. Podría seguir adjetivando, pero creo que, en estos dos días, tres días, mucha tinta en los medios y muchas voces en otros medios plantearon esto que estoy diciendo: yo creo que demonizarla reduce o le quita capacidad de discernimiento a un tema complejo. Entonces, yo prefiero en todo caso decir que cuando a la ministra de Educación porteña la dejan hablar, suele decir lo que piensa. Además de eso, les diría, que en estos tiempos en que han aumentado en cuanto a volumen o, por lo menos, visibilidad, discursos de raíz fundamentalmente discriminatorios, radicalizados, grupos que se autodenominan libertarios, pero no tienen nada de libertarios porque en lo económico son liberales, pero en lo político y cultural son profundamente conservadores y racistas. Creo que la ministra, si escuchamos ese audio al que todos nos referimos, además de decir lo que piensa, está como habilitada por este corrimiento a la derecha que venimos viviendo como sociedad, que se confirma en las urnas, pero que también es parte del medioambiente que se genera a nivel mediático y de las redes sociales. La primera reflexión que quería decir es que la ministra suele estar coucheada y mide aquellas cosas que expresa, pero como nos pasa a todos, cuando hay alta exposición y se larga a conversar, llega un momento en donde empieza a decir lo que piensa».

Falsos «libertarios»

«Yo creo que ella quiso fogonear con cierto sentido proselitista, por más que no sea inmediata la necesidad de lecciones, pero todos miran hacia el 2023; y claro, puso en evidencia su visión claramente discriminatoria. Pero creo que, entrando a lo que están llamando prácticas educativas en contextos laborales, creo que Larreta, para no poner todo el acento en la ministra, es un muy buen interprete de la ciudadanía porteña. O, en todo caso, interpreta de manera brillante al porteño medio. No nos olvidemos. Yo sé que esto es doloroso, y lo digo fundamentalmente para la audiencia de esta radio, soy parte. Entre Rodríguez Larreta y la extrema derecha, mal llamados “libertarios”, reunieron casi un 70% de los votos de las últimas elecciones legislativas. Por lo tanto, creo que enojarse o demonizarla a Acuña o, incluso, a Larreta, esquiva el poder interpretar el pensamiento de buena parte de la ciudadanía porteña”.

“Fijáte qué curioso. Porque el ministro de Salud, por ejemplo, cuida mucho los modos en los que comunica y lo hace muy bien. Al propio jefe de Gobierno, lo he escuchado en radios que son, de algún modo, antipáticas o declaradamente contreras a su posición, como un pez en el agua. Lo he visto declarar sin ningún problema. Ahora, repito, estas declaraciones de Acuña tienen que ver, por un lado, con que se resbala, por decirlo en un modo metafórico, en su propia manera de pensar cuando le dan aire y puede hablar. Pero además tiene un sentido proselitista, y las declaraciones y el clima de los Milei y de los Espert en Argentina, fogoneados por un clima internacional que gira hacia la derecha, la habilita a este tipo de declaraciones. Por lo tanto, creo que la derecha requiere, de alguna manera, jugar con declaraciones cautelosas, pero también comienzan sus funcionarios a mostrar lo que piensan cuando este giro a la derecha y los medios a disposición los habilitan a eso. Decía lo que Quirós, porque fijáte que la derecha que le toca gobernar en la Ciudad, suele tener mayor nivel de reconocimiento por la fuerza del Estado. En todo caso, lo que hay que discutir es cómo ocupan y ejercen el poder en el Estado. No en vano, personajes que asesoran a Milei, que los he escuchado atentamente, acusan a Larreta de estatista, y a veces, si los dejás hablar también, lo sitúan en un lugar de mayor riesgo que al propio kirchnerismo. Es interesante escuchar esto y analizarlo porque a veces subestimamos esto. Me parece que hay que poder ver, por un lado, ciertos climas de época, ciertos contextos que condicionan al texto, y en ese sentido comprender no solamente las frases de Acuña,  sino también por qué plantean estas pasantías laborales e incluso hablar de educación financiera”.

Educación financiera

“La propia escuela, la escuela como sistema educativo moderno que, en todo caso, nace al calor del crecimiento y el apogeo del capitalismo industrial. Me refiero a Inglaterra y al surgimiento de la revolución industrial, si quieren la versión criolla o la versión rioplatense, en todo caso habría que situarla en la construcción del Estado nacional, y como punto de inflexión la ley 1420 de 1884. Para poder comparar. La escuela como sistema educativo moderno crece al calor del capitalismo industrial, sin embargo, en estos días en que discutimos las declaraciones de esta ministra porteña, la escuela como sistema educativo moderno tiene que poder resolver problemas en el marco de otro capitalismo, que es financiero. Y eso es un dato interesante para entender por qué, en todo caso, lo mínimo que puede hacer quienes gobiernan y el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, es hablar de educación financiera. A ver, los Ministerios, en este caso el de la Ciudad, son gerencias y se han transformado en gerencias que plantean gobernar al Estado en un proceso creciente de mercantilización. Entonces, no es casual que, si vos agarrás una nota en Infobae que habla sobre educación financiera, lo primero que hacen es mostrarte una encuesta. Entonces, se presenta la encuesta, objetivan la situación, y en esa encuesta te ponen que en los países de América Latina y Argentina los chicos saben muy poco sobre educación financiera y enseguida te desarrollan la propuesta de educación financiera del gobierno de la Ciudad. Entonces, la estrategia de marketing, de alguna manera, liquida y adormece la capacidad de discernimiento, y mantiene un buen vínculo y una buena seducción con el votante o el espectador medio de esta fuerza política que gobierna hace más de una década. Entonces, me pareció una metáfora interesante que la escuela nació en aquel contexto y hoy tiene que revalidarse a sí misma con mucha dificultad, en un contexto de capitalismo totalmente distinto. Que tiene que ver, ya no con el crecimiento de la industria, sino con la especulación financiera: porque eso también te cambia actores, te cambia sujetos, te cambia disputas y demás”.

«La escuela como sistema educativo moderno tiene que poder resolver problemas en el marco de otro capitalismo, que es financiero»

“La gente lee el titular y dice: “qué bien, ahora los pibes van a aprender un poco de educación financiera”. La gente no lee la letra chica. Entonces, si vas a enseñarle en educación financiera lo que ellos plantean como “habilidades blandas”: orientación vocacional, billeteras electrónicas, Criptomonedas y el consumo responsable, enseñále también a los pibes a ejercer su derecho de comprender y entender la letra chica que hay cuando contratás algo con un Banco. O, en todo caso, estaría bueno ver la letra chica de estos proyectos. La gente no sabe, o no conoce, que los que van a formar a sus hijos son directamente las empresas, cuando en realidad, es la escuela la que tiene que hacerse cargo, mientras los chicos estén en la escuela, de la formación de los chicos. Acá hay un paralelismo con las pasantías. Te dicen que van a ser 30 horas de educación financiera: “qué bien” decís vos, “en el marco de las prácticas de educación en ámbitos laborales y que los chicos van a aprender habilidades blandas y bla bla”. Pero no te explican qué van a sacar, porque para poder agregar horas hay que sacar otras. Porque cuando vos das materias en la escuela, las cajas curriculares ya están cubiertas. Entonces ¿qué van a sacar? ¿Matemáticas, Educación Física, Biología? ¿Y qué pasa con la Educación Sexual Integral? Que no ha logrado todavía su objetivo y, especialmente, en la Ciudad de Buenos Aires. O sea, agregamos educación financiera que puede tranquilamente darse dentro del marco de las materias vinculadas a Economía o similares, cuando la ESI no tiene un espacio específico y está subvalorada y subejecutada en un lugar como la Ciudad de Buenos Aires”.

¿Qué pasa con la Educación Vial? Que esto no lo está reclamando casi nadie. El motivo principal de la muerte joven en nuestro país tiene que ver con los siniestros y con el no uso del casco, y el modo con lo que recurrentemente sucede en el desastre vial, especialmente en tiempos del verano. Entonces, tampoco hay Educación Vial en la escuela. También es interesante pensar en términos de qué se prioriza cuando se habla de estas cosas. yo a veces pienso que tiene más que ver con un golpe de efecto de marketing, que con un real cambio en la Educación. El problema no es de precarización laboral, que no dudo de que pueda ocurrir y que, tranquilamente, con quienes gobiernan podría estar pasando. Pero el problema central no es de precarización laboral, sino que es de precarización pedagógica de aquello que proponen, y que no permiten que la ciudadanía entienda la letra chica. Así como tampoco cuando quieren explicar Educación Financiera, tampoco se animan a, en todo caso, despabilar a los pibes con la letra chica, de lo que a veces nos tenemos que comer como garrón en nuestra relación con los Bancos o con cualquier otro comercio”.