«Es un día histórico para la Argentina, ojala sea un tsunami verde»

Domingo 8 de mayo del 2022

Ramón Granados de Hemp Engineering Pty Ltd entrevista a la doctora Diana Barreneche, abogada ambiental, Presidenta del Proyecto Cáñamo en Argentina para hablar de la aprobación en nuestro país de la ley sobre cáñamo industrial, que permite entre otras cosas que el cáñamo y la marihuana sean tratados separadamente, lo cual abre una extraordinaria oportunidad para el desarrollo industrial de innumerables aplicacione, y un mejor aprovechamiento de la planta.

Escuchá la nota completa:

Diana Berreneche, Abogada titulada por la PUJ (Col) y la UBA (Arg). Especialista en Derecho Ambiental por la UBA y Presidenta del Proyecto Cáñamo en Argentina.

Diana Barreneche:- El día de ayer la Cámara de Diputados aprobó, digamos, ya venía de senadores con media sanción y aprobó en la segunda parte del requerimiento, digamos, para que sea una ley acá en Argentina. El proyecto de Marco regulatorio de la Industria del cáñamo industrial y del Cannabis medicinal. Para el cáñamo es un gran paso porque después de 45 años de prohibición, digo prohibición porque en el ’77 un decreto ley de la dictadura prohíbe su cultivo… Esta ley que sanciona, dónde se sancionó ayer en la Cámara, excluye o realmente expresa la exclusión de las convenciones del cáñamo como no estupefaciente. Eso la verdad, es un gran paso una reivindicación dentro de este sentido. Si bien quedamos dentro de la misma agencia que va a regular el tema medicinal pero en un camino diferencial vía autorizaciones. Es como más benévolo y sabemos que debe ser así porque es diferente cuando hablamos de cannabis psicoactivo cuyo único fin lícito, según las convenciones, es el medicinal en la investigación científica y bueno, el cáñamo Industrial que está excluida desde 1961 en el artículo 28 inciso 2.

Ramón Granados:- Diana, cuando te escucho hablar la mente no se me para de viajar porque esto permitiría, nosotros, sembrar nuevamente todas estas Pampas que existen en el sur de América Latina y llenarlas de esta maravillosa planta y sacar de allí comida, que tiene estás semillas que nos pueden nutrir de manera extraordinaria, con todos los beneficios qué nos permitirían, empezar a comer estás semillas y hacer toda la ropa, construir casas, baterías, paneles para carros, estructuras para casas. Esto es infinito, esto es poner a la Argentina en un momento histórico que la humanidad está evolucionando hacia una revolución verde. Que grande es estar en estos momentos vivo y poder ver que estamos haciendo algo positivo.

DB:- Exacto, Ramón, un día histórico para la Argentina, para América Latina. Ayer se decía que nace una nueva industria y a mí me gusta pensar como que renace una industria, porque en la Argentina se cultivó cáñamo, solo que esta vez con la tecnología del siglo XXI. Así que estamos muy ansiosos de poder comenzar a cultivar cáñamo. Sabemos que no va a ser de un día para otro, sabemos que lleva tiempo, queremos hacerlo bien. Esperamos que la reglamentación entienda precisamente cuáles son los desafíos y sobre aprender de errores de legislaciones de países cercanos o no tan cercanos. Y también aprender de lo bueno que han hecho. Entonces esto de la fibra, de la semilla que tú mencionas. Todo el potencial que sabemos que tiene el cáñamo con sus diferentes usos en las diferentes industrias en las que interactúa. Así que, nada, ojalá sea un tsunami verde desde el. De vista ambiental, desde el punto de vista social y también económico. Creo que nos lo merecemos, ya era hora. Así que los esperamos por acá en Argentina a todos y a todas.

RG:- ¿Y cuáles son los siguientes pasos después de esta aprobación? ¿Se tiene que promulgar? ¿El presidente? ¿Cómo? Cuéntanos, por favor.

Si, bueno, para que sea ley acá en Argentina, tiene que tener la aprobación de las dos cámaras, Senado y Diputados, y después promulgación por parte del poder ejecutivo, o sea la firma del presidente. Una vez tiene esa firma del presidente, el último paso de la publicación en el Boletín Oficial. Esperemos que esto esté pasando dentro de los próximos días, así ya vamos a tener un número de ley. Y precisamente esperar el lapso de 180 días, o sea 6 meses, para reglamentación. Lo primero que se va a conformar es la Aricame, que es esta agencia que va a regular la industria del cáñamo y del cannabis medicinal. Que se conforme, que empiece como a gestarse esta reglamentación y las diferentes vías para los diferentes usos. Así que esperaremos novedades pronto.

Se espera la firma del presidente Fernández.

RG:- Me imagino que dentro de esta «fast track», que está haciendo el gobierno de Argentina, va a permitir que los agricultores y los «farmers» pueden tener un acceso provisional para ellos comenzar a hacer sus pruebas de calidad y de genéticas con respecto a los suelos. Y que, bueno, poco a poco se vaya utilizando los remanentes de esta siembra para hacer todo esto que estamos conversando pues la semilla para la comida, las tecnologías que vamos a tener que empezar a trabajar, los productos terminados. Esto es maravilloso porque es…

DB:- Sí, ojalá que sí porque acá estamos en otoño sabemos que el cáñamo se empezaría cultivar… Si podemos llegar a traer las semillas para que se empiece a investigar o adaptar al suelo argentino y precisamente ir viendo las posibilidades con las que la biomasa o la materia vegetal vaya saliendo, sería genial. Me encantaría pensar que podemos, que vamos a tener una cosecha de cáñamo pronto. Si no, bueno, esperaremos un poquito más y el próximo año sea, pero sabemos que acá el tiempo apremia y entre antes podamos comenzar, mejor.

RG:- Yo creo que el próximo pasó es entrevistar al ingeniero, Diego Bertone, para que nos pueda ilustrar en cuáles serían los pasos técnicos para que esto se pueda acelerar de manera pregne, eso sería… ¡Diana! Qué notición, no sabes lo contento que estoy, y sobre todo que esto está ocurriendo a solo semanas de la cumbre latinoamericana que hicimos, pues, las piezas claves de América Latina. Que gran noticia, Diana, y gracias por tu tiempo y que hayas compartido esto con nosotros.

DB:- Muchas gracias Ramón, y acá seguimos atentos a lo que pase.