ELECCIONES DE MEDIO TÉRMINO EN EEUU

Domingo 13 de noviembre

Escribe: Agustín Ortiz

En los Estados Unidos se desarrollan las elecciones de medio término. Los comicios corresponden a 435 bancas de la Cámara de Representantes, 35 escaños del Senado y 36 gobernaciones. Además, también se definen autoridades locales y estatales. Si bien la elección principal se desarrolló este <<Supermartes>> pasado, muchos estadounidenses han decidido votar por correo y por este motivo todavía se desconocen los resultados en varios estados clave, los cuales serán definitivos el 18 de noviembre.

La particularidad del sistema electoral en el <<país de la democracia>> consiste en un mecanismo de votación un tanto complejo. A diferencia de la mayoría de los países del mundo, las elecciones ocurren un día martes, el sufragio es optativo, cuentan con un colegio electoral con voto calificado y no siempre el ganador es quien más votos recibió popularmente. Además, para esta elección, tardan entre diez y quince días en darse a conocer los resultados debido a la existencia de un voto por correo.

Ciudadanos votando en el Supermartes. Imagen: GettyImages

Por el lado de la Cámara de Representantes, nombre que percibe la cámara de diputados o cámara baja, se renueva en su totalidad y hay 435 escaños en disputa. Hasta el momento, presenta un estrecho margen de victoria para los republicanos. Si bien los demócratas parecen perder en el Congreso, la gran cantidad de votos que obtuvieron ha impedido que las predicciones de Trump de una fuerte oleada republicana que iba a arrasar con sus votos. A su vez, otra profecía no cumplida entre los voceros del Partido Republicano y la extrema derecha afín al ex presidente Trump es que los trabajadores pobres, hartos de un sistema que los excluye a diario, se iban a inclinar en su mayoría por el partido opositor. Para realizar este análisis, es necesario hacer una separación tripartita en el voto: urbano, periférico y rural. Sin grandes novedades en lo urbano y lo rural, cada partido ha controlado sus bastiones demográficos: los demócratas en las ciudades y los republicanos con el voto rural. No obstante, los republicanos han subido en todos los ámbitos, aunque el que ha cambiado de bando es el semiurbano o periférico, perdiendo peso los demócratas y en consecuencia favoreciendo al Partido Republicano. Respecto de las minorías étnicas, el Partido Republicano ha subido en todos los grupos. Los demócratas siguen controlando el voto afroamericano, latino y asiático pero en menor cantidad. Y en cuanto al voto blanco, los republicanos han ampliado su caudal de votos.

Donald Trump no tardó en denunciar fraude en Arizona. Imagen: AFP

Respecto de la Cámara Alta, la elección del Senado, cuya definición de la composición se conocerá dos días antes de la inauguración de la Copa Mundial de Fútbol, arroja por el momento una ventaja del Partido Republicano por un escaño. Los resultados demoran y restan definir 4 estados: Arizona, Alaska, Nevada y Georgia. En Arizona se imponen los demócratas, en Alaska y en Nevada los republicanos con tan solo un tercio escrutado. En Nevada falta el voto por correo, lo que corresponde a un 25% de los votos totales. Mismo escenario que en las presidenciales de 2020. La elección para dicho estado, de ganar los republicanos, quedará relegada a lo que ocurra en Georgia, esto definirá quién obtiene mayoría en el Senado.

Sin embargo, existen posibilidades de que esta definición se estire aún más ya que ningún candidato superó el 50% de los votos hasta el momento. De ser así, los esperará una segunda vuelta el 6 de diciembre que definiría si nuevamente el Senado queda empatado en 50 o si los republicanos arremeten con mayoría en ambas Cámaras.

Joe Fetterman, senador electo de los demócratas en Pensilvania. Imagen: GettyImages

A su vez, también se eligen las gobernaciones. La victoria del conservador Ron DeSantis en el estado de Florida consolida su reelección y ratifica sus fuertes aspiraciones presidenciales. Lo significativo de la reelección del actual gobernador de la Florida es la reacción de Donald Trump. El expresidente se ha mostrado enfurecido con una cadena de tweets, quizás el terreno donde se siente más cómodo para expresar todo tipo de barbaridades y ha cuestionado la lealtad de DeSantis. Dicho ataque de Trump a su colega del Partido Republicano daría inicio a la campaña para la interna presidencial de 2024.

De primera impresión y sin conocerse aún los resultados definitivos, el presidente Joe Biden logra de momento un buen respaldo a sus primeros dos años de mandato pero debido al retroceso de varios puntos en cuanto a las renovaciones de ambas cámaras tendrá un panorama menos favorable hasta 2024.

Ron DeSantis, triunfante en la Florida. Imagen: AFP

Con el escrutinio en marcha, los republicanos controlarán la Cámara de Representantes y los demócratas, de no ocurrir grandes sorpresas, la Cámara Alta. Esto significa que los demócratas no tendrán control absoluto del Poder Ejecutivo y el Congreso. La última vez que existió una conformación del Poder Legislativo como la que ocurriría tras esta elección fue durante la presidencia de Barack Obama en 2012.