CFK EN EL DÍA DE LA MILITANCIA

Sábado 19 de noviembre del 2022

Escribe: Agustín Ortiz

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner reapareció en público frente a un Estadio Diego Armando Marado repleto durante el Día de la Militancia. La situación económica, el pacto democrático y el uso de los recursos naturales fueron los ejes de su discurso.

Dos meses más tarde de las jornadas de agosto en defensa de su figura y tras el atentado del primer día de septiembre en su contra, Cristina Fernández de Kirchner, vicepresidenta de la Nación, reapareció ante una multitud militante en el Estadio Diego Armando Maradona de la ciudad de La Plata. No es la primera vez que vuelve a hablar en público tras el violento episodio que sufrió, ya lo había hecho en el Senado de la Nación en una reunión con curas villeros, quince días después del intento de magnicidio. También actuó como principal oradora en un acto de la UOM, aunque en ninguno de esos casos mencionados se presentó ante un estadio de fútbol colmado. El reencuentro con las organizaciones peronistas se celebró justamente en su día, el Día de la Militancia, jornada que evoca el retorno de Perón, por unas horas, el 17 de noviembre de 1972 mientras regía una proscripción. Frente a Cristina, 60.000 personas esperaban con ansias como si estuviera por debutar la selección argentina en el mundial de Qatar.

CFK a estadio repleto. Imagen: Twitter CFK

Los cánticos clamando por “Cristina Presidenta” no tardaron en bajar desde las plateas y los sectores populares dónde se ubicaba La Cámpora junto a Máximo, y la intendenta de Quilmes, Mayra Sol Mendoza, arengando desde un paravalanchas.

La efervescencia aumentó cuando apareció Cristina en el escenario, aunque no fue un acto para anunciar ninguna candidatura, más bien para fijar una posición y conducir a militancia en tiempos donde reina la incertidumbre y la desazón. En referencia a la situación económica y social de la Argentina, la vicepresidenta quebró la expectativa por lo que pueda suceder en 2023 y expresó: «Las elecciones se pueden ganar pero los condicionamientos son tan graves, tan profundos, que nos han dejado. Va a requerir que la mayor parte de los argentinos tiremos todos juntos para el mismo lado. Si no es así, nuestro país será difícil para cualquiera», dejando en claro que no es momento para anunciar nombres en las listas del año próximo. Esos condicionamientos a los que hace referencia son los dispuestos por el FMI aunque sin nombrar a las partes que contrajeron el préstamo ni a quienes han delineado y firmado dicho acuerdo. En sentido a la difícil situación económica, aprovechó para marcar al Poder Judicial como partícipe responsable: “Tu telefonito, la internet de tu casa, aumentaron el doble que la inflación porque hay jueces que dijeron que el decreto que se firmó para que sea un servicio público con precios regulados no debía aplicarse”. Además expresó que «los jueces están sentados ahí de por vida como una rémora monárquica en una sociedad democrática. «¿Cómo puede ser que los que definen sobre la vida, la libertad y el patrimonio de los argentinos tengan cargos eternos?”, continuó.

Saludando a la militancia. Imagen: Twitter CFK.

Algunos de los ejes en los que giró su discurso habían sido planteados el domingo pasado por Máximo Kirchner en una entrevista realizada el programa El Método, por Tomás Rebord. Allí, el principal dirigente de La Cámpora y ex jefe de bloque de Diputados del FDT puso sobre la mesa el debate sobre el uso de los recursos naturales del suelo argentino y también acerca de la seguridad. Este jueves, Cristina vociferó en la Plata: “Fortalezcámonos los argentinos y las argentinas para defender los recursos naturales: el litio, la hidrovía, Vaca Muerta y el agua. Necesitamos una dirigencia política compenetrada en los problemas que tiene el mundo para poder encararlos y resolverlos». A diferencia del resto del arco político, tanto Cristina como Máximo están arrojando argumentos en favor de la necesidad de nacionalización del litio e industrialización en nuestro país con el objetivo de atribuirle valor agregado y que no sea un mero extractivismo de empresas extranjeras para que luego nos vendan su manufactura. La vicepresidenta, en este sentido, concluyó: «la política es el trabajo y el salario en un proyecto político de industrialización, de trabajo agregado».

Imagen: Twitter CFK

Respecto al tema seguridad, CFK arrojó críticas contra las posturas más radicalizadas en torno a dicho tema. «Los ‘mano dura’ pusieron a una Miss Argentina a manejar la política de seguridad»,en referencia a la asesora del diputado de Gerardo Milman (JxC) que ejerció este trabajo en la Escuela de Inteligencia. A su vez, argumentó que la seguridad es una deuda de la democracia que ningún partido político supo solucionar y entonces, en ese sentido, pidió terminar con «ese debate berreta de los mano dura o garantistas».

Por último, la vicepresidenta se refirió al hecho convocante del 17 de noviembre y realizó una analogía con el atentado sufrido el 1° de septiembre. «El objetivo de siempre es suprimir al peronismo», expresó. «El 1º de septiembre se quebró el pacto democrático de respetar la vida. Y es obligación de todas las fuerzas volver a reconstruir este pacto, separando a los violentos, al lenguaje del odio, al que quiere que el otro se muera porque piensa diferente».

Tras el acto, reunión junto al gobernador Kicillof e intendentes. imagen: Kicillof en Twitter.

Contundente, sin titubeos ni nerviosismo a la vista, Cristina volvió al ruedo de los discursos multitudinarios tras el intento de magnicidio. La fortaleza para continuar con su liderazgo pese a la práctica de la violencia en su contra por parte ciertos sectores políticos agiganta su figura, en detrimento de quienes buscan correrla de la escena para siempre, incluso terminar con su vida. Por otro lado, la disputa de poder hacia dentro del FDT es evidente como lo es también su postura junto a la de su hijo Máximo, representante de La Cámpora.

Diego siempre presente. Imagen: Twitter CFK

Solo ella conoce sus ambiciones políticas para 2023, si finalmente decidirá postularse a la presidencia o a algún cargo legislativo, o no. Lo cierto es que una parte considerable de la sociedad encuentra en su figura un faro de certidumbre ante tanta crisis de representación política, y en La Plata, y una vez más, mostró su liderazgo.